Noticias Destacadas
Inicio / Familia / Urgencias veterinarias: un servicio necesario para tus animales de compañía
Urgencias veterinarias: un servicio necesario para tus animales de compañía
Urgencias veterinarias

Urgencias veterinarias: un servicio necesario para tus animales de compañía

Aunque no nos gusta la idea de que nuestra mascota tenga un problema de salud repentino, la verdad es que hay que estar preparado por si toca recurrir a un veterinario de urgencias.

Los servicios de urgencias veterinarias son centros de salud y hospitales para perros y gatos que cuentan con especialistas durante 24 horas al día para cualquier urgencia médica.  

Si tu perro enferme en mitad de la noche o el fin de semana, podrás contar con un servicio médico de confianza para cubrir cualquier tipo de urgencia.

Veterinarios de urgencia para curar a tu mascota

Los servicios de emergencias pueden gestionar toda clase de emergencias de salud. Si tu perra o gata se pone de parto, si hay algún atragantamiento,  si se ha ingerido algún alimento tóxico de noche o en fin de semana.

La realidad es que cada vez hay más clínicas veterinarias que atienden a perros y gatos (y otro tipo de animales de compañía) las 24 horas del día.

Esto responde a una preocupación creciente por la salud de mascotas y en especial, a cubrir una necesidad en un horario fuera del habitual.

Los centros de urgencias veterinarias abren cuando las clínicas cierran, es decir, desde las 9 de la noche de lunes a sábado y todo el día el domingo y los festivos.

Los veterinarios que trabajan en este tipo de centros atienden accidentes de gravedad y todo tipo de enfermedades que requieren un tratamiento inmediato. 

Hay problemas veterinarios que pueden darse a cualquier hora del día y deben tratarse sin demora, de ahí la vital importancia de los servicios de urgencias.

Funcionamiento de las urgencias veterinarias

Este tipo de centros prestan asistencia médica para tu mascota en caso de emergencia. Disponen de un teléfono concreto para atender las urgencias veterinarias.  Y así, el veterinario está localizable para acudir a la clínica tras valorar si se trata o no de una emergencia. 

No existe una regulación al respecto, y cada servicio veterinario tiene su propio funcionamiento. Hay muchas veces que es el veterinario habitual el que deriva a uno de urgencias si lo considera preciso.

Aunque lo más normal es que sea el humano el que se preocupe, se alerte y requiera acudir a las urgencias veterinarias.  En este caso, lo adecuado es llamar a la clínica y exponer el problema.

Esta llamada es recomendable para evitar el traslado del médico e impedir una urgencia si no es necesaria. Y sobre todo, no trasladar a tu mascota si realmente no es imperativo.  Si tras preguntar no es preciso acudir, al día siguiente puedes acudir a tu veterinario ordinario.

Todo tipo de urgencias veterinarias

Convivir con un perro o gato es una gran responsabilidad, y velar por tu salud es tu deber. Si tu querida mascota tiene un problema de salud debes acudir al veterinario cuando sea preciso.  Hay emergencias que pueden poner en serio peligro la vida de tu animal de compañía.

Retrasar el tratamiento de una dolencia, puede hacer que desarrolle una patología de gravedad como una enfermedad cardíaca o una herida  profunda se agrave.  Son casos muy habituales en las emergencias veterinarias, junto con cirugías, envenenamientos,  o heridas tras enfrentamientos.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que el coste de los servicios de urgencia es más elevado. Esa disponibilidad de 24 horas tiene su precio y la salud de tu peludo lo vale. ¿No crees?

Trasladar a tu mascota al centro de salud

Algunos centros de salud tienen ambulancias veterinarias para traslados de urgencias.  Es un servicio de gran valor cuando una mascota tiene algún problema de movilidad(o incluso puede que padezca una discapacidad) o si el dueño es mayor o no dispone de transporte personal.

Si no hay ambulancia, lo más normal es recurrir a un taxi que admita mascotas a bordo o bien un familiar que pueda acercarte inmediatamente.

La realidad es que el desplazamiento de un animal de compañía a un centro de urgencias veterinarias puede ser complejo. Si el problema es una fractura o un accidente, llama antes a veterinario para que te asesoren sobre la forma más segura de hacer el traslado.

Una pauta imprescindible para realizar un trayecto, es que tu mascota no viaje en el suelo ya que un frenazo podría ser muy peligroso. Usa un transportín adecuado y bien anclado con su arnés de seguridad para amarrarlo en los asientos traseros.

Si vives con mascotas, sé responsable y ten a mano los teléfonos de contacto de urgencias veterinarias y localiza los servicios más próximos. En caso de necesidad, puede ser muy útil. También ten localizado el teléfono de tu veterinario habitual para preguntarle antes de ir a emergencias.  Más vale prevenir que lamentar.

Si te ha gustado este post, ¿me echas una pata y compartes en Facebook, Twitter, Google Plus, e Instagram?

Aunque no nos gusta la idea de que nuestra mascota tenga un problema de salud repentino, la verdad es que hay que estar preparado por si toca recurrir a un veterinario de urgencias. Los servicios de urgencias veterinarias son centros de salud y hospitales para perros y gatos que cuentan con especialistas durante 24 horas ...

Review Overview

User Rating: Be the first one !
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*