Home / Derecho animal / Sentencia pionera en España por maltrato psicológico a un perro

Sentencia pionera en España por maltrato psicológico a un perro

Esta semana me he enterado de una sentencia en la que se condena a un acusado por provocar maltrato psicológico a un perro.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Fuerteventura ha condenado a una persona como autora responsable de un delito de maltrato animal, confirmando el estrés crónico y los ataques de pánico que el acusado causó a un pitbull de 8 meses.

Se puede decir que cada vez estamos más cerca de que los animales dejen de ser cosas, pero mientras tanto, echa un vistazo a esta sentencia para que veas que aunque los cambios se suceden despacio, no es motivo para desfallecer ni dejar de luchar.

¿Por qué es importante y novedosa esta condena?

Esta sentencia contempla las lesiones psicológicas que padece un animal que ha sufrido maltrato. Aunque no se habla abiertamente de las mismas, sí que hace referencia a las consecuencias psíquicas que ha tenido este perro por haber sido sometido a maltrato psicológico por parte del acusado. 

Maite Bautista, de la Asociación Abogados Prodefensa de los Animales, que participó en el juicio como acusación, ha afirmado que esta condena es “pionera”, al menos en Canarias y espera que lo sea en el resto de España.

Como comenta la abogada:

“Esta es la primera sentencia que tiene en cuenta solamente las lesiones psicológicas. Hay más sentencias que reflejan tanto lesiones físicas como psicológicas, por ejemplo en el caso reciente de las yeguas violadas”.

Uso de informes periciales para probar el maltrato psicológico

Al juicio se acudió con 3 informes realizados por 4 peritos expertos: una veterinaria municipal, una bióloga experta en etología, una educadora canina titulada y otra veterinaria con postgrado en etología de Tenerife.

Maite Bautista afirma que accedió a participar en este juicio porque recibió una serie de peticiones que apuntaban a que este caso era de maltrato psicológico a un perro y era previsible que terminara siendo archivado o considerado un delito leve.

El propio Seprona de la Guardia Civil ya advirtió de que para acreditar este tipo de maltrato ante un juez, eran precisos informes psicológicos. En realidad, según afirma la abogada, nunca se ha negado que se haya producido daño psicológico en casos de maltrato animal, lo complejo es probarlo y de hecho, nunca se había hecho. Maite Bautista desea que ahora que se ha demostrado ante un juez, podrá emplearse en casos parecidos.

El vídeo de una agresión fue crucial durante el juicio

Fue decisivo durante el desarrollo del juicio mostrar el vídeo de una de las agresiones que sufrió el perro. Según asegura la abogada, “el juez se quedó horrorizado, hasta el abogado del acusado se horrorizó”. De hecho, está segura de que la contundencia de la sentencia tuvo mucho que ver con la visualización de esa prueba.

El condenado mantenía a su perro( llamado Blue) sin chip, encadenado en el patio de la casa, sin agua y sin cobijo, sin posibilidad de protegerse de las altas temperaturas. 

En la sentencia se detalla cómo el acusado golpeó al animal en la cabeza y en el cuerpo en repetidas ocasiones, con puños y patadas. Todo ello mientras el perro seguía atado y sin opción de escapar, ocasionándole además del dolor físico, ataques de pánico, y estrés crónico, como se pudo comprobar por los jadeos permanentes, gestos de evitación y la dermatitis exfoliativa. 

Maite Bautista confirma que Blue está mal, mejora poco a poco, pero va a ser un proceso de recuperación muy lento. Este perro ha sufrido muchísimo y tiene mucho miedo.  

El vídeo de prueba de extrema gravedad por lo que se refleja junto con la firmeza de los informes etológicos ha influido de forma decisiva en esta sentencia.

Qué recoge esta sentencia por maltrato psicológico a un perro

La sentencia recoge la conformidad del acusado con los hechos relatados y lo señala como criminalmente responsable de un delito de maltrato animal. Ha sido condenado a 8 meses de prisión y a una pena accesoria de inhabilitación especial para ejercer el derecho de sufragio pasivo en este plazo.

También establece una pena de inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con los animales y para la tenencia de los mismos durante 2 años, además del abono de las costas procesales.

El acusado tendrá que indemnizar a la entidad que se hizo cargo de Blue con 1.443 euros y se procederá al decomiso definitivo del perro, que se entregará a la misma.

Te recomiendo este post sobre por dónde se empieza la defensa de los animales. Hay mucho trabajo por hacer, pero nunca cejaré en mi empeño.

Para cualquier consulta legal relacionada con este tema o cualquier otro sobre derecho animal, te recomiendo que contactes con profesionales como Aliter Abogados.

Mira esto también

animales-dejar-de-ser-cosas

¿Están los animales cada vez más cerca de dejar de ser considerados cosas?

Hoy María José Alamar de Aliter Abogados nos cuenta que cada vez está más cerca …

perros-potencialmente-peligrosos-cambio-ley

La Ley de Animales Potencialmente Peligrosos va a ser modificada

Hoy María José Alamar de Aliter Abogados reflexiona acerca de si hay razas de perros …

subasta-perros

Un juez ordena la subasta de un perro tras una separación de pareja

Hoy María José Alamar de Aliter Abogados te cuenta el caso de una subasta de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.