Noticias Destacadas
Inicio / Perros / ¿Sabes qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor?
¿Sabes qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor?

¿Sabes qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor?

¿Sabes qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor? Estamos en verano y el calor puede hacer que tu mascota corra un grave peligro. A continuación, el veterinario Carlos Rodríguez nos cuenta en qué consiste un golpe de calor para que comprendamos la importancia que tiene.

Si el otro día te contábamos qué hacer si tu gato sufre un golpe de calor, hoy te contamos cómo reaccionar si tu perro sufre un golpe de calor.

Los perros son muy sensibles al calor, mucho más que las personas. Con el calor del verano tu perro puede sufrir mucho y está en tu mano que no corra ningún riesgo su vida.  El golpe de calor es una subida de la temperatura corporal que puede ser mortal ya que ellos son incapaces de regular su temperatura.  Un golpe de calor puede ser mortal en los días de extremos calor y si especialmente no se tienen en cuenta algunas precauciones:

Nunca dejes a tu perro en el coche porque en  menos de 10 minutos puede ser fatal. En ocasiones ni un rápido rescate puede evitar las consecuencias terribles para la salud de tu can: problemas vasculares, edema cerebral y hemorragias.

Los perros no pueden regular su temperatura corporal porque carecen de glándulas sudoríparas como en el caso de los humanos. Nuestro sudor es la forma de regulación de la temperatura corporal. Los perros regulan su temperatura gracias a los jadeos y el sudor que despiden a través de sus almohadillas.  Y en casos de mucho calor, si dejas a tu perro mucho rato al sol, sin agua, si lo dejas en el coche, si haces que realice mucho ejercicio en pleno calor…su sistema de regulación puede que no sea suficiente.  En esos casos las reservas que tiene tu perro de sal y azúcar se agotan y puede tener consecuencias graves para su salud en menos de 15 minutos

Síntomas y consecuencias de un golpe de calor

Empezarán a aparecer cuando la temperatura corporal es superior a los 42 grados. Algunos de los síntomas son: Temblores musculares, tu perro empieza a no querer moverse, decaimiento considerable, coloración azulada de la piel por la deficiencia de oxígeno en sangre., respiración dificultosa o rápida, ritmo cardíaco acelerado, cambio del color de las mucosas y encías,  alteración de la saliva.

golpe de calor en perros

Las consecuencias de un golpe de calor son:  pérdida del azúcar y la sal del organismo, hemorragia gastrointestinal, insuficiencia hepática, manchas de sangre en la piel, edema cerebral,  insuficiencia renal, y fallo multiorgánico. Muchos de los animales ingresados tras un golpe de calor de gravedad pueden fallecer en 24 horas tras una parada respiratoria.

Qué hacer ante un golpe de calor

Si tu perro manifiesta alguno de estos síntomas, lo mejor es que lo lleves al veterinario inmediatamente.  Pero vamos a darte unos primeros auxilios básicos para poder reaccionar ante este tipo de problema.

No debes bajar la temperatura de golpe, porque podrías provocarle una hipotermia con terribles consecuencias.  Hay que procurar regular la temperatura de forma gradual para que el perro se rehidrate y recupere la sal y el azúcar perdido.

Si puedes  llevar a tu perro al veterinario inmediatamente, mientras tendrás que ir humedeciendo el cuello y su cabeza con paños mojados en agua templada.  También puedes usar un pulverizador de agua para ir aplicando agua en cuello y cabeza. No le cubras nunca con una toalla húmeda podría ser contraproducente. Poco a poco puedes incluso humedecerle la boca pulverizando agua o pasando un hielo alrededor. Todo esto sin dejar que beba todavía.

Si no puedes llevar a tu perro enseguida al veterinario pon a tu mascota en un sitio más fresco, con sombra. A continuación llena una bañera de agua a 20 grados y moja a tu mascota para que la respiración se normalice. Después humedece sobre todo su cuello y su cabeza con paños mojados, pero no lo envuelvas con ellos. Solo debes aplicar presión sobre esas zonas y si tienes un ventilador ponlo a media potencia para que haya algo de corriente.  Empieza a humedecer la boca con algún hielo pero no dejes que beba aún. Una vez la respiración se haya normalizado pon a tu perro sobre una toalla húmeda. Después procura llevar a tu perro al veterinario y cuéntale bien todo lo que has hecho para que tu perro se normalizara. Tu veterinario lo tendrá bajo control desde ese momento para ver como evoluciona  y le administrará la medicación que considere necesaria.  Cuando la respiración se ha visto alterada por el el golpe de calor pueden producirse daños cerebrales y ciertas secuelas que el veterinario tiene que estimar.

Factores de riesgo y cómo prevenir

Existen ciertos factores de riesgo que hacen más posible un golpe de calor. Las altas temperaturas, una humedad ambiental elevada,  una temperatura moderada tras unos días de calor extremo, un espacio reducido y mal ventilado, poca cantidad de agua o no renovada con frecuencia, suelo de cemento y lugares con poca o ninguna sombra.  Y si eres de las personas que dejan a su perro atado cosa que nunca es recomendable e inhumana, podría morir ahogado intentando acceder a más agua o buscando la sombra.

Otro de los factores de riesgo que pueden provocar un golpe de calor es cuando tu perro es muy joven o muy mayor.  Si padece algún tipo de enfermedad cardíaca, respiratoria, si sufre ansiedad, y si tiene el morro chato como algunas razas como el bulldog, el carlino, el bóxer y el pequinés entre otros. También puede llegar a influir si tu perro padece obesidad, si el color de su piel es oscuro absorberá más calor, una mala digestión si le das a comer en ciertas horas y si le ejercitas en las horas de más calor.

La mejor forma de que no se produzca un golpe de calor es mediante la prevenciónSiempre debe tener tu perro agua abundante, limpia y fresca. Si no estás en casa constantemente te recomendamos que te compres una o más fuentes de agua. Si no es el caso,  te recomendamos que tengas varios recipientes por casa en puntos clave del hogar.

golpe de calor

Estar en un espacio amplio, con sombra y suficiente ventilación.  Nunca bajo ningún concepto debes a tu perro encerrado en el coche ni en ningún espacio reducido y sin aire circulando.

Debes darle de comer a primera o última hora del día para una mejor digestión.

Debes sacarle de paseo a primera y a última hora de la mañana con paseos largos y aprovechando que hace menos calor. No dejes que haga esfuerzo físico cuando hace más calor solo en las horas más frescas.

Si viajas con tu perro en verano  no lo pierdas de vista. Procura viajar siempre en coche con aire acondicionado, pero si no tienes tendrás que vigilar con frecuencia su temperatura. Para cada hora para que pasee, beba agua y se refresque. Lleva una toalla detrás que puedas mojar para ponérsela por encima un poco y mojarle las almohadillas.  Y también un pulverizador de agua para darle agua en movimiento, o mojarle el cuello, la nariz y la cabeza para refrescarle a ratos.

Si tienes jardín deja que juegue a la sombre, cerca de los aspersores e incluso refréscalo de vez en cuando con una manguera. Respecto los paseos diarios evita el paseo del mediodía a no ser que haga un día nublado o agradable. Si es imprescindible para que tu perro haga sus necesidades haz el paseo corto y por la sombra.

Podrías hablar con tu veterinario de confianza para ver si te recomienda algún tipo de suplemento de sales y azúcar para evitar este problema.

Si tu perro es muy mayor o un cachorro en los días con más calor coloca toallas mojadas donde pueda recostarse o incluso han puesto a la venta unos colchones refrigerados que son ideales para mantener a la perfección su temperatura. También debes tener agua abundante, fresca y muy cerca de sus lugares preferidos, puedes incluso poner hielos en el agua. En casa es recomendable tener las persianas bajadas y las ventanas totalmente abiertas.

Y para que sea más visual, mirad esta chulísima infografía sobre cuidados de verano para nuestras mascotas. 

cuidados verano mascotas

Cuidados de verano para nuestras mascotas

Tener una mascota siempre es una gran responsabilidad, no debes olvidar que tu perro depende de ti.  Cuida a tu perro como se merece porque para él, eres todo. Tu perro es tu familia así que cuídalo como un miembro más.  Luchemos entre todos por una tenencia responsable. Y si ves a algún perro u otra mascota encerrada en un coche en pleno verano, no mires a otro lado. Llama a la policía para que tomes medidas inmediatamente y rompan la ventana si es necesario.

Si te ha parecido interesante este post, ¿me ayudas a difundir en TwitterFacebookG+, e Instagram?  Cuéntanos tus experiencias al respecto, entre todos aprendemos mucho sobre nuestros peludos amigos.

ama a tu mascota

¿Sabes qué hacer si tu perro sufre un golpe de calor? Estamos en verano y el calor puede hacer que tu mascota corra un grave peligro. A continuación, el veterinario Carlos Rodríguez nos cuenta en qué consiste un golpe de calor para que comprendamos la importancia que tiene. Si el otro día te contábamos qué hacer ...

Review Overview

User Rating: 4.8 ( 1 votes)
0

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*