¿Por qué tu perro tiene miedo al agua?

Es más habitual de lo que crees. Si te preguntas por qué tu perro tiene miedo al agua, has llegado al sitio correcto. 

Sé que puede resultar un tanto frustrante, sobre todo por perderte momentos mágicos en la playa con tu perro o cuando tienes que bañarle, pero quiero que seas consciente de que no hacer bien esto, puede acarrear mucho malestar y sufrimiento para tu compañero de vida. 

Hoy quiero que entiendas por qué tu perro tiene miedo al agua, algunas recomendaciones para ayudarle a quitar el miedo y consejos para hacer más fácil este proceso.

Razones por las que tu perro tiene miedo al agua

Durante las primeras semanas de vida de un cachorro, es decir, entre las 3 y 12 semanas, es vital experimentar y mostrarle a tu perro todo aquello que se va a encontrar en su etapa adulta. 

Es importante que conozca a otros perros, a personas, los sonidos de los coches, del ambiente en el que va a vivir, de la ciudad, y por supuesto, del agua.

Cuando aparece el miedo, la socialización del perro termina y es mucho más complejo acostumbrarle a nuevos hábitos u objetos.

Otra situación que puede darse, es que hayas adoptado a un perro adulto y te percates de repente que tiene un temor exagerado al agua. De todas formas, hay canes que se han socializado adecuadamente, pero que por alguna razón han desarrollado miedo al agua.

Algunas de las circunstancias que pueden conducir a esta situación son:

  • Si te has equivocado durante la etapa de socialización, como por ejemplo obligar al cachorro.
  • Si el perro ha sido castigado o reprimido o vincula el castigo con el agua.
  • Si el perro tiene alguna dolencia relacionada con el agua, como es el caso de la otitis.
  • Si ha sufrido alguna experiencia traumática relacionada con el agua.
  • Si tiene una enfermedad física que le provoca dolor y le impide bañarse porque se siente inseguro.
  • Si el perro es anciano y sufre molestias o inestabilidad, esto también puede causar miedo para entrar al agua. 
  • Si padece alguna enfermedad que provoque miedo al agua.
  • Si se ha bañado en zonas muy frías, muy calientes o demasiado profundas que le cause incertidumbre.

Averigua si tu perro tiene miedo al agua de verdad

Averigua si tu perro tiene miedo al agua de verdad

Antes de comenzar cualquier tratamiento para que tu mascota supere ese temor, has de asegurarte de que su miedo es real, es decir, que no se trata de que le disguste.

Un perro con miedo intentará huir del estímulo que le provoca miedo, pudiendo llegar incluso a ladrar o a intentar morder si le fuerzas.

Otra reacción posible es quedarse «paralizado» al encontrarse en una situación en la que haya agua, aunque es bastante menos habitual.

Es aconsejable que evalúes el nivel de miedo que tiene. Para ello, ve a un sitio cercano de playa o lago y esto es lo que debes hacer:

  • Observa su reacción en cada instante, y fíjate en las señales de calma. Permanece atento por si muestra señales de incomodidad o posturas corporales defensivas.
  • Juega con tu perro en una zona nueva y, después, intenta jugar con él a una distancia segura del agua, pero que la puede percibir. Más tarde, haz el mismo procedimiento usando comida, primero en un lugar sin agua y a continuación, en otro en el que sí se esté cerca del agua. Si tu compañero de vida tiene miedo, lo más seguro es que no se muestre juguetón y no quiera comer, incluso puede que intente escapar. 
  • Si cuando se aproxima al estímulo que le causa miedo, tu perro tarda entre medio minuto y varios minutos en «recobrarse» de la situación, y jadea, o tiene el ritmo cardíaco acelerado, entre otros síntomas, lo más seguro es que tu el miedo de tu perro sea real.

No es lo mismo miedo que fobia

A diferencia de los perros que tienen miedo al agua (que, al final, no deja de ser una respuesta emocional adaptativa ante un peligro percibido que les permite sobrevivir) hay canes que tienen fobia al agua. 

Si tiene fobia, lo que observarás es una reacción desproporcionada con síntomas de ansiedad y malestar extremadamente evidentes.

Al sentir miedo o padecer una fobia, el sistema inmune del perro se debilita, y eso le hace susceptible a padecer cualquier enfermedad, por lo que es vital trabajar este aspecto y hacer lo posible por superar sus miedos o fobias. 

can con fobia al agua

Aunque ya te conté cómo bañar a un perro con miedo al agua, lee a continuación algunas cosas que puedes hacer para afrontar este momento de la mejor manera posible por el bien de tu perro.

Pero eso sí, si tu perro tiene una fobia, el tratamiento real lo llevará a cabo el educador canino o incluso un etólogo, pero tú puedes fomentar una asociación positiva (presencia de agua = comida) en el perro, para que esté más predispuesto a trabajar y a pasar tiempo cerca del agua. 

Y por favor, ten claro lo que NO DEBES hacer: gritar, acercarle demasiado, obligarle… Intentar ir demasiado deprisa podría debilitar la asociación positiva que estamos intentando generar.

Consejos para tratar el miedo al agua en el perro

Si tu perro tiene miedo al agua, lo primero que necesito que comprendas es que el miedo no va a desaparecer de manera inmediata. Va a hacer falta un tiempo de trabajo y sesiones de modificación de conducta con un profesional.

Partiendo de esto, sigue estos consejos que puedes aplicar tú mismo desde ya, para fomentar una buena asociación y mejorar el bienestar de tu perro.

Lo que NO DEBES HACER NUNCA:

  • Exponer a tu perro al agua de manera incontrolada.
  • Castigar a tu perro, esto podría empeorar el proceso de tratamiento. Olvídate de cualquier método de castigo: collares de ahorque, semi-ahorque o collares anti-ladridos.
  • Obligar a tu perro a hacer algo que no desea. Tu compañero de vida ha de avanzar en el tratamiento por su propia voluntad, no de forma forzosa.
  • Reforzar conductas como llorar, ladrar o morder.

perro con miedo al agua

Lo que SÍ PUEDES HACER:

  • Mantén la calma y refuerza la tranquilidad de tu perro en todo momento, con cariño, y con un tono de voz agudo y suave.
  • Proporciónale seguridad mediante muestras de afecto y palabras amables. El miedo es una emoción, y las emociones no se refuerzan, solo se refuerzan las conductas.
  • Reconoce la distancia mínima a la que tu perro puede estar y tolerar el agua sin ponerse nervioso, tenso o asustado. Es vital para saber cuándo dejar de acercarte y también para conocer el punto de partida para trabajar con él.
  • Siéntate a la distancia prudencial que hayas identificado y realiza un pequeño sembrado con comida apetitosa para tu can. Practica juegos de todo tipo que incluyan comida, ya sea el kong, juegos de inteligencia o similares.
  • Finaliza la sesión tras 5 minutos.
  • Repite con frecuencia este ejercicio, pero siempre sin forzar al perro y premiándole cuando se acerque de forma voluntaria al agua.

Quiero recordarte que este post es meramente informativo y ante cualquier duda sobre el estado de salud de tu mascota o si necesitas asesoramiento profesional, acude a tu veterinario. 

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Cuida de tu peludo compañero de vida todo el año como se merece. 

Mira esto también

cbd y mascotas

CBD y mascotas ¿Es posible?

El CBD es uno de los compuestos más populares y beneficiosos del cannabis cuya popularidad …

Beneficios de la alimentación hipoalergénica para mascotas

Beneficios de la alimentación hipoalergénica para mascotas

Hoy toco un tema del que nunca he escrito en mi blog. Voy a contarte …

como bañar a un perro con miedo

¿Cómo bañar a un perro con miedo con miedo al agua?

Puede que creas que por norma general a todos los perros les gusta bañarse, pero …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *