Home / Gatos / Por qué debes esterilizar a tu gato
castración felina

Por qué debes esterilizar a tu gato

La respuesta a la pregunta por qué debes esterilizar a tu gato es bastante clara: porque es beneficiosa para todos.

Para tu mascota, para ti y para todos. Es sencillamente un acto de responsabilidad.  Con la esterilización se previenen enfermedades, se eliminan conductas derivadas del celo, se controla el crecimiento de la población felina y se evitan los abandonos.

esterilización de gatos

La esterilización y la castración son intervenciones muy efectivas para evitar embarazos no deseados pero no se trata de la misma operación.

Con la castración se extraen los testículos del gato y en el caso de las hembras se extrae la matriz y los ovarios. Con este procedimiento se elimina la posibilidad de reproducción y también los periodos de celo o lo que es lo mismo: su instinto sexual.

Con la esterilización el cirujano elimina los conductos del esperma en el gato y en las hembras las trompas uterinas. Con este tipo de operación aunque los gatos pierden la capacidad de procrear, conservan los periodos de celo.

Es decir, su comportamiento sexual sigue activo aunque no puedan reproducirse. Así que si tienes un gato que sale de casa y sólo lo has esterilizado saldrá a buscar gatas si las oye maullar con el peligro de que tu felino acabe en algún lío con otros gatos por desear montar a la gata o acabe con alguna enfermedad contagiosa. 

Tras conocer la diferencia entre castración/esterilización, tu veterinario de confianza te asesorará sobre qué alternativa es la más recomendable para tu gato en concreto.

Beneficios de la esterilización en [email protected]

Una de las ventajas es que evitaremos el marcaje en el hogar y el olor generado por la orina de nuestro gato.

Uno de los rasgos de la madurez sexual de los gatos es que suelen marcar el territorio con su orina y la orientarán disparando hacia muebles, esquinas, paredes o cualquier zona que consideren que es su territorio.

Gracias a la castración evitaremos las huidas de nuestro gato cuando detecta el celo de las hembras.

Este comportamiento siempre genera muchos riesgos para nuestro gato. Se considera que más del 90% de los felinos se escapan menos y durante menos tiempo y un 60% lo deja de hacer por completo.

Cuando tu gato se escapa puede ser atropellado, acabar enzarzado en peleas con perros, ser envenenado, también se evitarán las posibles peleas con otros gatos, que pueden provocarles heridas que si se infectan pueden requerir intervención quirúrgica.

Se eliminará el riesgo de contagio de enfermedades infecciosas como la leucemia felina, la inmunodeficiencia o la peritonitis entre otras.

Cuando tu gato sale de paseo a la calle y acaba peleándose con otros gatos o tiene contacto directo con gatos que pueden contagiarle, puede acabar gravemente enfermo.

Disminuye la posibilidad de contagio de parásitos, y es que con el mero hecho de salir de casa existe un elevado riesgo de que vuelva al hogar con todo tipo de hongos, garrapatas, y pulgas, entre otros.

Otro de los beneficios importantes de la castración es que se elimina el celo y todas sus molestias.

Las gatas tienen celos de forma regular, la cantidad dependerá de su raza, de si hay más gatos, de factores ambientales, aunque generalmente tienen series de celos entre el mes de diciembre y el mes de junio.

Una gata con celo maúlla sin parar especialmente de noche y suele dejar de comer. Si se opera a la gata nunca más tendrá celo en toda su vida.

También se reduce el riesgo de contagio de enfermedades infecciosas. El contacto directo con gatos callejeros, los mordiscos durante la monta y las peleas que suelen darse durante el celo son un verdadero peligro para la salud de tu gata.

Y podria acabar por contraer leucemia, FIV o peritonitis infecciosa. Son enfermedades de gravedad y que además pueden transmitirse durante el embarazo y la lactancia.

Se evitan así los tumores de mama que afectan a 1 de cada 4 gatas que no han sido esterilizadas.  Casi el 80% son malignos y pueden acabar con la vida de tu gata. Una esterilización precoz reducirá este riesgo.

También se evitará la infección de matriz  o piometra que es una de las causas más comunes de cirugía reproductiva.

Se evitan los embarazos no deseados cosa que es fundamental para el control de la población felina. Cuanto más partos no buscados, más crías abandonadas que acaban en la calle o con suerte en algún refugio a la espera de un hogar que las quiera.

Hay que evitar por todos los medios que las gatas tengan más descendencia a no ser que desees y puedas realmente dar todos los cuidados y amor que necesitan.

Y una de las ventajas más importantes es que las gatas esterilizadas tienen una mayor esperanza de vida, suelen vivir un 10% más, y esto se debe a que sufren menos enfermedades, menos estrés y menos accidentes.

CUANDO ESTERILIZAR

Una vez decides esterilizar,  lo ideal es esterilizar a tu gato en cuanto se manifiesten los primeros comportamientos de riesgo o empiece a marcar, y en el caso de las hembras antes de que tenga el primer celo. En general, se trata de esterilizar antes de que tu [email protected] llegue a la madurez sexual.  

Se recomienda esterilizar/castrar entre los 4 y 8 meses de edad si es macho y si es hembra entre los 4 y 6 meses.

Tras la esterilización es fundamental que sigan una dieta concreta para gatos esterilizados, hay muchas marcas en el mercado que ofrecen dietas específicas.

Con este tipo de dieta se disminuye el riesgo de obesidad y la formación de cálculos urinarios que provocan cambios en la micción e infecciones.

Esterilizar es ser responsable

La esterilización o castración es la decisión más responsable para tu gato o gata, y además es la medida imprescindible para el control de la población felina.

Evitando traer más criaturas a este mundo, se reduce el número de animales abandonados con un terrible e incierto futuro. Y así se evita la superpoblación, hay que ser consciente de la realidad.  

Las calles y los refugios están a rebosar de animales abandonados. Muchos de ellos han sido nacimientos no deseados, y en tu mano está acabar con ese problema y nosotros somos los responsables.

control colonias felinas

Esterilizar tiene un bajo coste en comparación con todo lo que implica criar a más gatos, siempre y cuando tú no puedas o no quieras hacerte cargo de más criaturas.  

Permitir que tu gata tenga crías sin tener la más mínima intención de cuidarlas es una crueldad y una gran irresponsabilidad. Así que la esterilización es una medida preventiva que además de mejorar la calidad de vida de tu mascota felina, contribuye al control de natalidad.

Sé un dueño responsable y esteriliza a tu [email protected] en cuanto sea posible. Porque cuando compartes tu vida con una mascota, es un compromiso de por vida, en lo bueno y en lo malo.

Esterilizar es evitar muchos problemas, y ante todo dar una oportunidad a los muchos animales abandonados en refugios. 

Si te ha parecido interesante este post, ¿me ayudas a difundir en TwitterFacebookG+, e Instagram? 

cuida a tu gato

 

 

Sobre Reme

Loca de los animales, vegana en cuerpo y alma. Publicista y redactora por devoción.

4 comentarios

  1. Muy bueno!!! comparto <3

    • Muchas gracias compañera, la verdad es que espero que ayude la información para concienciar sobre la vital importancia de la esterilización.
      Un abrazo y muchos ronroneos.
      Reme

  2. hola! tengo una gatica de 9 meses la cual esterilice pensando en su bienestar y lleva puesto un collar isabelino para que no se haga daño, pero lleva 15 días y su herida no cicatriza, al contrario se abre sola, ya esta con el veterinario pero no le veo mejoría. ¿Qué puedo hacer para que cicatrice?

    • Hola Alix, en primer lugar muchas gracias por leer el post. En segundo lugar, hiciste bien en esterilizar a tu gata es la decisión más responsable para su bienestar. Respecto lo que comentas de la cicatrización, ¿cómo está evolucionando?. ¿Se lame la herida a pesar del collar isabelino?, ¿Le has estado limpiando la herida a diario y aplicando el antiséptico?. Espero que esté mejorando y cicatrizando si problema. Cuéntame, ¿ok? Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *