Home / Perros / Por qué debes desparasitar a tu perro

Por qué debes desparasitar a tu perro

Preguntarte por qué debes desparasitar a tu perro es una cuestión importante que no debes ignorar. Si no quieres que tu perro acabe infestado de garrapatas, pulgas y gusanos internos, más te vale adoptar una estrategia preventiva.

Estos parásitos pueden provocar una serie de síntomas muy molestos para tu compañero de vida, pueden causar enfermedades, perjudicar la función de los órganos afectados y en algunos casos, hasta la muerte.

Un claro ejemplo del peligro que puede correr tu perro es la enfermedad del gusano del corazón, que si acaba por instalarse los pulmones y el corazón , pueden ser fatales.

Ser imprudente con la desparasitación puede traer serias consecuencias para tu perro, y todo ello sin olvidar que muchos de los parásitos pueden transmitirse a humanos, así que velar por la salud de tu perro, es cuidar también a todas las personas con las que compartes tu vida.

Para evitar la aparición de estos temidos visitantes, debes desparasitar a tu perro. Hoy vas a descubrir cuándo, cada cuánto y cómo hacerlo. Sigue leyendo, y descubre cómo cuidar a tu compañero peludo.

Desparasitar a tu perro es de vital importancia

Si tu can acaba siendo invadido de parásitos intestinales, en especial, cuando la infestación es de gravedad, puede sufrir síntomas tales como dolor e inflamación abdominal, vómitos, diarrea, decaimiento, pérdida de peso y de apetito.

Los gusanos pulmonares pueden causar problemas respiratorios y los del corazón afectan al flujo sanguíneo, provocando una disminución del bombeo de sangre arterial, que puede desembocar en una insuficiencia cardíaca.

Las garrapatas y las pulgas aparte de los evidentes signos faciales de erupciones, heridas o costras, pueden implicar picor, alergia de la picadura de pulga e incluso pueden transmitir una serie de enfermedades como ehrlichiosis, babesiosis o Lyme.

Acude a tu veterinario de confianza y sigue sus instrucciones para desparasitar a tu perro. No olvides que los productos antiparasitarios son la mejor vía para prevenir infestaciones de parásitos internos en perros o, en el caso de los externos, son fundamentales para acabar con ellos antes de que contagien al animal cualquier patología.

Cuándo debes empezar a desparasitar a tu perro

Con esta responsabilidad has de comenzar cuando tu mascota es un cachorro. De hecho, hay que hacerlo antes de la primer vacuna. Es fundamental hacerlo entre los primeros 20- 30 días de vida.

Tu veterinario te asesorará sobre la mejor manera de desparasitar a tu pequeño amigo por primera vez. Como lo normal es que en esa etapa se encuentren en periodo lactante o estén comenzando con el alimento sólido, se suele aconsejar el uso de jarabes antiparasitarios o gotas para cachorros cada mes(o quincenalmente) hasta que llegue a los seis meses de edad.

Si has adoptado a un perro que no ha sido desparasitado y ya tiene dos meses( recuerda que nunca debe ser separado antes de su madre), es momento de desparasitarlo, administrando el producto indicado por el veterinario. Tras esta primera fase preventiva, podrás comenzar con el calendario de vacunas.

Se desparasita y luego se vacuna por una sencilla razón. Gracias a la leche materna, el cachorro está protegido e inmune ante ciertas enfermedades, pero esta protección no previene ni combate infestaciones de parásitos.

De hecho, puede ocurrir que a través de la leche contraiga parásitos intestinales. Los veterinarios siempre recomiendan desparasitar antes y después, iniciar la fase de vacunación. Respecto la espera entre el antiparasitario y la primera vacuna, dependerá del producto empleado, siempre será el especialista médico el que te lo indique.

Cuando el cachorro alcance los seis meses, es importante pautar un calendario de desparasitación con la ayuda de tu veterinario, que podrá ser mensual o más espaciado, dependiendo del lugar de residencia y del estilo de vida de tu perro.

Cómo desparasitar a tu perro

Tu mascota puede verse invadida por parásitos externos, como garrapatas o pulgas, pero también puede acabar sufriendo los temibles parásitos internos. Por esta razón, es importante que sepas cómo y cada cuánto desparasitar a tu compañero.

Los perros pueden contagiarse de parásitos internos como gusanos del corazón o gusanos intestinales de diversas formas. Olfateando el suelo, comiendo algo infectado o incluso a través de la leche materna. Es un riesgo que te recomiendo que tengas muy en cuenta. De hecho, los gusanos intestinales pueden afectar hasta un 12% de los perros adultos y un 30% a los cachorros.

En la mayoría de los casos, el contagio suele ser consecuencia de entrar en contacto con heces de perros infestados, ya que a través de ellas, los huevos son expulsados. Por si no lo sabes, estos huevos siguen vivos hasta cinco años y pueden penetrar en un perro sano con el olfateo durante el paseo. También es posible el contagio si tu mascota caza algún roedor infestado, oliendo tierra…

En cachorros, los gusanos se transmiten por la leche materna o durante la gestación si la madre está infestada. Por todo esto, es recomendable que mensualmente se le administre un antiparasitario indicado por el veterinario.

Tu perro puede verse también afectado por parásitos externos como pulgas o garrapatas. Es un problema muy habitual cuando van de paseo o entran en contacto con otros animales. Para que tu mascota no acabe invadida por estos indeseados habitantes hay diversos mecanismos:

  • Collares con principios activos para acabar con las pulgas y las garrapatas. Según el modelo, pueden durar entre dos y ocho meses. Pasado este tiempo, habrá que ponerle otro.
  • Pipetas compuestas por un líquido que se coloca en la nuca del perro, en ese punto en cruz donde no puede lamerse. Dura aproximadamente un mes, aunque esto dependerá de la marca. Una vez transcurrido este periodo debes echar otra para que siga protegido. Existen pipetas formuladas para cachorros desde los dos meses.
  • Champú antipulgas para lavar a tu perro cuando sea necesario. Ya te adelanto que su eficacia es momentánea. Le quitará los parásitos externos, pero no le protegerá de nuevos invasores. Es más bien, un método complementario.
  • Spray como método para eliminar pulgas y garrapatas al instante. Su efectividad es relativa y la frecuencia de uso dependerá de cada producto.

Para combatir los parásitos internos hay diversos productos como pastillas, jarabes e incluso comprimidos masticables, cada uno con una duración diferente variable según la marca. Para no tener que administrar dos tipos diferentes de antiparasitarios, existe lo que se conoce como doble protección mensual, con formato masticable, que protege a tu perro de parásitos externos e internos. De todas formas, repito que todas las cuestiones relacionadas con la responsabilidad de desparasitar a tu perro, las trates con el veterinario.

Cada cuánto desparasitar a tu perro adulto

A partir del año, tu perro ya puede considerarse adulto. Desde este momento, tendrás que saber con qué frecuencia desparasitar a tu amigo, considerando el lugar de residencia y su estilo de vida.

Tanto los perros que viven en plena naturaleza, que están más expuestos a los parásitos externos, como los de zonas urbanas, deben desparasitarse una vez al mes o de forma más espaciada según el antiparasitario escogido, aunque se suele recomendar que sea mensual.

Los parásitos externos también pueden afectar a tu perro independientemente de que vivas en un entorno rural o urbano. Para prevenir la presencia de esta infestación, los veterinarios recomiendan siempre desparasitación mensual, especialmente en situaciones de riesgo como familias con niños o el uso de áreas ajardinadas para pasear.

Espero que este artículo te haya resultado útil, pero no olvides que es meramente informativo. Te pido que para este tipo de temas, acudas con tu perro al veterinario para un asesoramiento profesional.

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter, e Instagram?

Valoración: 4.5 ( 1 Votos)

Sobre Reme

Loca de los animales, vegana en cuerpo y alma. Publicista y redactora por devoción.

Mira esto también

Mastitis canina: síntomas, tratamiento y prevención

Hoy es momento de conocer la mastitis canina. Es una de las enfermedades más habituales …

Cómo alimentar a una perra después del parto

¿Tu perra embarazada acaba de ser mamá? Pues vas a tener que leer este post …

Cómo poner una pipeta a tu perro

Si hace poco te conté por qué debes desparasitar a tu can, hoy quiero echarte …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.