Home / Gatos / Peritonitis infecciosa felina: qué es, síntomas y diagnóstico

Peritonitis infecciosa felina: qué es, síntomas y diagnóstico

Hoy voy a contarte qué es la peritonitis infecciosa felina, una enfermedad de origen infeccioso bastante común en gatos y cuyos síntomas es muy importante que sepas detectarlos porque el desenlace puede ser fatal. Es vital conocerlos para que tu querido compañero pueda ser tratado con urgencia.

Se trata de una enfermedad causada por un coronavirus felino y con un índice de mortalidad del 1,4 % en todo el mundo.

Si te preocupa el bienestar de tu gato, sigue leyendo. Te cuento qué es la PIF, cómo se transmite, la sintomatología, su diagnóstico y su tratamiento.

Qué es y cómo se transmite la peritonitis infecciosa felina

La peritonitis infecciosa, conocida también como FIV en inglés(Feline immunodeficiency virus), es la causa de muerte más habitual en gatos por enfermedad infecciosa.

Esta enfermedad es una consecuencia de una reacción anómala del sistema inmunológico y la hipótesis más comúnmente aceptada es que es causada por el coronavirus felino. Clic para tuitear

En circunstancias normales, las defensas son capaces de eliminar por completo el virus, pero en ciertos casos, la reacción del sistema inmune es incorrecta, el virus no desaparece y termina provocando peritonitis. 

El concepto de “peritonitis” hace referencia a una inflamación del peritoneo, la membrana que recubre las vísceras abdominales, aunque cuando hablamos de PIF estamos ante una vasculitis, es decir, una inflamación de los vasos sanguíneos. 

Respecto a la forma de transmisión de la PIF, se sabe que es muy común en grandes colonias de gatos, pero también son susceptibles de infectarse los felinos domésticos que salen al exterior frecuentemente. 

Este virus infecta el organismo del gato por la inhalación o ingestión del patógeno, presente en superficies contaminadas y en las heces. 

Síntomas de peritonitis en gatos

La sintomatología dependerá de los vasos sanguíneos afectados así como de los órganos a los que suministran sangre y nutrientes. Además, se distinguen dos formas de enfermedad: aguda y crónica.

Síntomas de la PIF efusiva o húmeda( aguda):

  • El fluido sale de los vasos sanguíneos perjudicados provocando edemas
  • Tórax inflamado con disminución de la capacidad pulmonar
  • Abdomen hinchado
  • Dificultad para respirar

Síntomas de la PIF seca o no efusiva (crónica):

  • Pérdida de peso
  • Disminución de apetito
  • Pelo en mal estado
  • Cambios de coloración en el iris
  • Ictericia (coloración amarilla de las mucosas)
  • Manchas marrones en el globo ocular
  • Sangrado ocular
  • Problemas de coordinación de movimientos
  • Temblores

Si tu felino presente cualquiera de estos signos, acude inmediatamente al veterinario para que pueda proceder y verificar su diagnóstico.

Diagnóstico y tratamiento de la peritonitis infecciosa felina

El diagnóstico definitivo sólo puede tenerse mediante biopsia o tras el fallecimiento del gato.

De todas formas, el veterinario siempre puede pedir una analítica de sangre para evaluar estos parámetros:

  • Anticuerpos contra el coronavirus
  • Nivel de leucocitos
  • Relación albúmina: globulina
  • Nivel de proteína AGP

Con los resultados de las pruebas se podrá confirmar o no la PIF.

No existe cura para la peritonitis infecciosa felina, aunque de manera ocasional se ha observado cierta remisión de la misma. Hoy por hoy el tratamiento para hacer frente a esta enfermedad pasa por diversas herramientas terapéuticas.

El veterinario tendrá que valorar cada caso concreto y podrá utilizar estas medidas:

  • Dieta altamente nutritiva con complementos nutricionales ricos en vitaminas y minerales.
  • Fármacos:
    • corticosteroides para suprimir la respuesta inmune.
    • antivíricos para reducir la carga vírica.
    • antibióticos para impedir infecciones como resultado de la supresión de las defensas.
    • esteroides anabólicos para aumentar el apetito e impedir la pérdida de masa muscular.

Recuerda SIEMPRE que el veterinario es la ÚNICA persona capacitada para diagnosticar y fijar un determinado tratamiento para combatir la peritonitis infecciosa felina y también será el ÚNICO que te ofrezca un pronóstico dependiendo de tu caso concreto.

¿Se puede prevenir la peritonitis infecciosa en gatos?

Una de las mejores herramientas de prevención es el control de los felinos que ya han sido diagnosticados de PIF. ¿Cómo? Con una óptima higiene de todos los accesorios del gato y de todo el entorno, así como una restricción de las salidas al exterior. 

Existe una vacuna contra esta enfermedad, pero es cierto que los estudios que evalúan su eficacia no son concluyentes y en ciertos casos no se recomienda su aplicación. Será tu veterinario el que estime si es adecuado o no la administración de la misma a tu pequeño amigo. 

Un consejito antes de acabar este post. Ante cualquier síntoma de peritonitis infecciosa felina, acude a tu veterinario de confianza. Acostúmbrate a prestar atención a tu pequeño amigo, muchas veces no es sencillo detectar cambios que indiquen una dolencia.

¿Me echas una pata y difundes en Facebook y Twitter?

Mira esto también

como-alimentar-a-un-gato-mayor

Cómo alimentar a un gato mayor: 5 claves para que goce de buena salud

Hoy es el momento de tener más información sobre cómo alimentar a un gato mayor. …

coronavirus-felino

Coronavirus felino: qué es, síntomas y tratamiento

He hablado en diversos posts sobre el actual coronavirus o COVID-19 sobre todo en lo …

proteger-gato-caidas-balcon

Como proteger a tu gato de caídas: apuesta por redes de protección

Si has llegado hasta aquí es porque te importa el bienestar de tu felino. Hoy …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.