Home / Gatos / ¿Es necesario bañar a un gato?
gato tomando un baño

¿Es necesario bañar a un gato?

Es una pregunta que suelen plantearse muchos humanos. Un tema muy controvertido de higiene felina. Hay muchos que dicen que es necesario y otros son totalmente opuestos a esta idea.

En mi opinión, bañar a un gato no es preciso. Pero siempre y cuando se realice esta acción con cuidado, cariño y respetuando las necesidades de tu felino, adelante.

Sigue leyendo y descubre si realmente es necesario darle un baño a tu pequeño peludo.

Los gatos son muy limpios

Los felinos pasan la mayor parte del día acicalándose. Por eso se suele decir que los gatos son animales muy limpios y aseados. Pueden dedicar hasta 8 horas diarias a su propia higiene.

A diferencia de los perros, los gatos se limpian constantemente para eliminar cualquier olor propio y así poder escabullirse de su presa.

Es una forma de eliminar pistas ante otros depredadores.

Si vives con gatos, habrás visto que se pasan mucho tiempo aseándose sobre todo con su lengua. Una escena muy peculiar que todos los humanos tenemos el privilegio de presentar.

Aunque no es un baño propiamente, con su lengua puede quitarse piel muerta, exceso de pelo e incluso suciedad.

gato acicalándose

La lengua de un gato está cubierta de unas espinas llamadas papilas cónicas, que funcionan como un cepillo. Y al ser muy elástica y flexible, puede llegar a muchos sitios, salvo el torso.

bañar a un gato

Dicho esto, la realidad es que en principio bañar a un gato no es necesario. Pero hay situaciones en las que puede que sea preciso.

Cuando es adecuado dar un baño a tu felino

En estos casos que te comentamos a continuación puede ser aconsejable bañar a un gato.

Gatos domésticos que se han ensuciado mucho o con un producto nocivo. Imagina que tu peludo amigo se ha ensuciado de grasa o de algún producto de limpieza….en ese caso, debes darle un baño inmediatamente. No puedes dejarlo así, porque tu gato se lamería y podría intoxicarse.

Gatos de pelo largo o semilargo. Si convives con un felino con este tipo de pelaje, lo recomendable es que le peines con frecuencia. Pero si no has sido riguroso y tu gato ha acabado con nudos irrecuperables, lo recomendable es que lo bañes. Te recomendamos que eches un vistazo a este post sobre cómo quitar nudos del pelo de tu gato. 

gatos tomando un baño

Gatos no domésticos que suelen salir a la calle y se ensucian habitualmente. En este caso, la suciedad que puede coger un felino es mucho mayor que si solo vive en casa. Puede que debas bañar con cierta regularidad a tu felino, porque no podrá acicalarse todo lo bien que debería.

Tratamientos médicos que precisan baño o prescripción veterinaria. Habrá ocasiones en las que tendrás que aplicar algún producto a tu gato por medio del baño. Como es el caso de medicamentos para la alergia, o jabones para desparasitar.

Es posible que el veterinario recete algún medicamento que se aplique en la piel de tu felino, a través de un champú o producto que debas retirar tras el baño.

Gatos que por problemas de salud o por ser mayores no se asean. Generalmente cuando un felino no se acicala, hay un problema de fondo. Es importante detectar el motivo.

Hay veces que por dolencias, falta de movilidad, vejez….los gatos dejan de asearse. En ese caso, deberías ayudarle con esta tarea. Pero consulta previamente al veterinario.

Cuando no es buena idea bañar a un gato

gato tomando un baño

Podríamos resumir que en cualquier situación no incluida en el apartado anterior.

Lo que debes tener claro es que la mayoría de los gatos no suelen disfrutar del agua, algunos incluso tienen miedo. Seguro que habrás visto vídeos de gatos pasándolo en grande en el agua, pero esto no se puede considerar una norma general.

Cuando un felino lo pasa bien en remojo es porque está jugando con ella, y lo hace porque quiere, sin ser obligado. Hay gatos que aceptan los baños porque se han acostumbrado desde muy pequeños.

En mi caso, Dohko no fue bañado hasta años después de entrar en casa y tras acabar  con un grave problema de pulgas….Fue una experiencia muy traumática. El tratamiento médico incluía baños frecuentes con un champú especial y fue realmente terrible para mi gato. Por desgracia era una situación inevitable, tuvo que pasar por ello con un estrés enorme. Cuando esto ocurre ya no hay marcha atrás. Pero lo que he procurado desde ese momento es no olvidar ninguna pipeta, y los baños se han reducido a una vez al año tras la época de muda.

Lo más recomendable si has decidido bañar a tu gato, es que lo acostumbres desde una edad temprana.

Durante su primera etapa de socialización de cachorro, es decir entre el primer y tercer mes de vida aproximadamente, es el mejor momento para que conozca los baños.

Aunque es posible que se acostumbren, la verdad es que lo más probable es que a tu felino no le guste el baño. Y si no le gusta, no le fuerces, salvo que sea imprescindible.

Puede ser una experiencia peligrosa para tu gato y para ti. Si se pone nervioso podría atascarse en la pila, pillarse la patita, que salga corriendo y se golpee…Y tu mientras lo bañas puedes sufrir arañazos, mordiscos

El baño puede ser traumático. Los felinos no aceptan fácilmente los cambios repentinos. Y tienen muy buena memoria cuando sufren momentos desagradables. Si sufre mucho durante el baño puede tener consecuencias negativas para tu gato y para la relación que os une.

¿Me echas una pata y difundes en FacebookTwitterGoogle Plus, e Instagram?  Todo sea por el bienestar de tu querido amigo peludo.

Sobre Reme

Loca de los animales, vegana en cuerpo y alma. Publicista y redactora por devoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *