Mi gata se lame las partes en exceso: ¿qué le pasa?

¿Crees que tu gata se lame las partes demasiado? Imagino que si convives con felinos estarás más que acostumbrado a ver cómo se acicalan a menudo.

Pero es importante que sepas que cuando se realiza con excesiva frecuencia puede ser consecuencia de situaciones de estrés o ansiedad, de hiperestesia felina o de enfermedades que provoquen picor como la tiña, entre otras.  

Aunque si lo que te preguntas es «Por qué mi gata no para de lamerse la vulva», el inconveniente lo más probable es que esté en su aparato urinario o genital. 

Podría estar cuadrando este lamido con su ciclo sexual. Si lo hace cuando está en celo o de manera puntual, no tienes por qué preocuparte. 

El problema vendría si lo hace con frecuencia y de forma compulsiva, esto puede ser señal de infección o inflamación en el aparato genital/urinario o bien, porque tiene alguna herida o rasguño en sus partes por un traumatismo.

Te invito a quedarte conmigo, lee y descubre por qué tu gata se lame las partes en exceso. Así podrás ayudarla a superar este incómodo trance.

1. Celo

Hace un tiempo te conté lo necesario sobre el celo en gatas y cómo afrontarlo, pero hoy quiero recordarte que cuando una hembra tiene el celo, su vulva puede hincharse o enrojecerse. gata-lamiendo-vulva-vagina

No suele ser perceptible para nosotros, pero para ella puede ser molesto. De ahí que se sienta rara y comience a lamerse los genitales. Aunque ya te adelanto que este lamido nunca será tan excesivo como para que esa picazón sea debida a una infección. 

2. Vaginitis

Es la inflamación de la vagina, aunque puede llamarse también vulvovaginitis si afecta además a la vulva o solo vulvitis, si afecta solo a la vulva. 

Este proceso infeccioso suele estar provocado por causas predisponentes como cuerpos extraños, tumores vaginales, o malformaciones congénitas. 

Aparte del lamido persistente en la zona, otros síntomas son picores y secreciones de moco y pus. 

3. Piómetra

Es la inflamación del útero, infección bacteriana secundaria y acumulación de una sustancia purulenta en el interior del canal uterino, que se produce durante la fase lútea del ciclo sexual, justo cuando la progesterona es la hormona dominante.

Esta hormona:

  • Produce una hiperplasia glandular uterina con una dilatación quística, lo que predispone a un crecimiento bacteriano rápido.
  • Inhibe las defensas locales y las contracciones del músculo del útero, aspecto que aumenta el riesgo de infección al liberarse el líquido exudado. 

La piómetra solo aparece si se produce la ovulación, y en el caso de las gatas, ellas tienen una ovulación inducida, es decir, solo ovulan cuando son montadas por un macho debido a que el pene del gato presenta unas espículas, que cuando entran en contacto con la pared genital, desencadenan el proceso ovulatorio. 

por-que-mi-gata-se-lame-tanto-la-vulva

¿Qué quiere decir esto? 

Que si no son montadas por un gato y no ovulan, la piómetra no se produce. Por eso en gatas que viven en casa y no tienen acceso libre al exterior, no suele ser habitual. 

También hay cierta predisposición cuando las hembras están siendo sometidas a terapias con progestina para suprimir el celo o si presenta un embarazo psicológico. 

Esta patología se da en gatas mayores y pueden ser abiertas si el contenido purulento del útero sale hacia afuera o cerradas si el cuello uterino se cierra y se acumula el exudado. 

La piómetra cerrada puede traer graves peligros para la salud de tu gata, ya que aumentan las toxinas producidas por las bacterias acumuladas, se puede producir septicemia y acabar con la vida de tu compañera de vida. 

Síntomas de piómetra:

  • Si es abierta: descargas de sangre o muco purulentas por la vulva y lamido de sus partes.
  • Si es cerrada: no saldrá líquido, pero si letargo, anorexia, fiebre, distensión abdominal, deshidratación, ganas de beber sin parar y orinado excesivo.

4. Enfermedad felina del tracto urinario inferior 

Otro de los motivos por los que tu gata se lame las partes en exceso, es por una serie de patologías que comparten signos clínicos como orinar poco o fuera del arenero y sangre en orina, entre otros. 

Este tipo de síntomas pueden hacer que tu gata se lama la vulva para calmar su malestar y su escozor. La causa más habitual es la cistitis idiopática felina, seguida de cálculos urinarios y obstrucciones de la uretra, cistitis bacteriana, defectos anatómicos o tumores.

sintomas-lamido-vulva-gatas

La cistitis idiopática felina causa inflamación en la pared de la vejiga, está muy relacionada con el estrés y puede ser obstructiva o no. Si hay obstrucción requiere tratamiento de urgencia. Y es una dolencia que se diagnostica una vez se han excluido otros procesos.

Los cálculos urinarios o urolitiasis suelen ser de estruvita u oxalato cálcico en los gatos, pueden llegar a provocar enfermedad renal aguda e hidronefrosis. Suelen estar más predispuestas a su desarrollo las gatas mayores, obesas y poco activas.

Echa un buen vistazo a este post sobre cómo tratar y prevenir los cálculos renales. Ahí tienes información de utilidad para la salud de tu gato/a. 

Pero eso sí, alerta spoiler: 

La mejor prevención de los cálculos urinarios es fomentar el consumo de agua, mejorar su dieta para evitar la obesidad y aumentar su actividad física. Clic para tuitear

5. Metritis

Una de las causas por las que tu gata se lame las partes es la metritis, es decir, una inflamación del útero que puede darse tras el parto como consecuencia del aumento de las bacterias desde la vagina al interior del canal uterino: E. coli, estreptococos o estafilococos. 

Es habitual que ocurra en la primera semana postparto y los factores de riesgo son:

  • Partos complejos
  • Manipulación obstétrica
  • Muerte fetal 
  • Retención de placenta

Lo más probable es que una gata con metritis antes de lamerse la vulva, presente anorexia, letargo, fiebre, secreciones vaginales de sangre o muco purulentas y rechace a sus gatitos. 

Si a tu gata le ocurre esto, te aconsejo que lees estos consejos para cuidar a gatos recién nacidos y también este sobre cómo alimentarlos en detalle. 

6. Traumatismos

No es el motivo más común para que una gata se lama sin parar la vulva, pero es una opción que has de contemplar. 

Si observas que lo hace, puede que sea consecuencia de arañazos, golpes, heridas o traumatismos generales, que de alguna forma pueden hacer que sus genitales estén enrojecidos, irritados y eso le provoque picor y dolor. Y de ahí, el aumento de la frecuencia del lamido.

¿Tu gata se lame las partes demasiado? Descubre qué hacer

Lo primero que quiero decirte es que ese lamido puede ser algo pasajero y sin importancia. Pero si no para de hacerlo, puede que sea algo de gravedad y requiera tratamiento urgente.  

descubre-que-hacer-si-tu-gata-se-lame-la-vulva

Si lo hace de manera compulsiva, solo puedo decirte que acudas inmediatamente al veterinario para ver qué le ocurre y tratar el problema enseguida.

Para que te hagas una idea, los tratamientos más comunes son:

  • Si se trata de vulvitis, vulvovaginitis y vaginitis, la terapia más efectiva suelen ser con los antibióticos y antiinflamatorios. Esto también sería el tratamiento en caso de traumatismos, junto con la limpieza de las partes.
  • Si se trata de inflamación del útero o metritis, se emplean medicamentos para evacuar las secreciones del canal uterino, aunque no es recomendable en gatas muy enfermas. Además de esto, será preciso un tratamiento potente con antibióticos de amplio espectro y fluidoterapia antes de someterla a algún tratamiento médico o esterilización tras el destete. ¡Ah! Y si la gata se encuentra débil y rechaza a los bebés, tendrás que criar los gatitos a biberón.
  • Si se trata de piómetra cerrada será imprescindible que tu gata sea intervenida de urgencias, primero tendrán que estabilizarla y después, programar la esterilización lo antes posible. En las piómetras abiertas, si no quieres que tu gata tenga descendencia, se aconseja realizar la esterilización una vez haya sido tratada con fluidos, antibióticos, antiprogesterona o prostaglandinas.

Quiero recordarte que este post es meramente informativo. Te recomiendo que acudas con tu gato al veterinario si sufre algún malestar, si tienes dudas sobre su estado de salud o si necesitas asesoramiento profesional.

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Comparte conocimiento sobre tu ronroneante felino. Recuerda que tu compañero de vida depende de ti. Tu responsabilidad es velar por su bienestar siempre. Lucha por él, quiérelo y cuídalo como se merece.

Mira esto también

obesidad-en-gatos-prevencion

Cómo prevenir la obesidad en gatos: dieta y ejercicio son la clave

Si has llegado aquí es que te preocupa la salud de tu compañero felino y …

embarazo y toxoplasmosis

Toxoplasmosis felina y el embarazo: una razón frecuente para abandonar

Hoy te cuento la verdad y toda la verdad sobre toxoplasmosis felina y el embarazo. …

Enriquecimiento ambiental felino: descubre por qué es importante para tu gato

¿Has escuchado el término de enriquecimiento ambiental felino, pero no sabes en qué consiste? Has llegado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.