Los gatos van menos al veterinario, ¿sabes por qué?

Los gatos van menos al veterinario, ¿te extraña esta afirmación? ¿O te resulta tristemente familiar? 

Ya te adelanto que conozco a demasiada gente que no han llevado a sus felinos al veterinario en su vida.

Soy consciente de que son muchos los motivos por los que un gato no pise una clínica jamás.

No deseo hacer un juicio de valor, pero en serio, si adoptas a un gato, has de HACERTE RESPONSABLE DE SU BIENESTAR. 

¿Qué implica esto?

Pues que tendrás que elegir veterinario para revisiones, desparasitaciones, vacunas, tratamientos, en definitiva, un profesional que te ayude, te asesore y vele por la salud de tu compañero a lo largo de su vida. 

Solo un 40% de los gatos pasan por el veterinario

En España hay aproximadamente unos 4 millones de felinos domésticos, y un 60% de los humanos que conviven con ellos los consideran uno más de la familia. 

Pero la realidad es que no todos los “dueños” están concienciados sobre la importancia de acudir al veterinario con regularidad. Y de ahí, este bajo porcentaje que me alerta. 

felinos-visitan-poco-el-veterinario

Motivos que alejan a los gatos del veterinario

Las 5 razones más habituales para que no se realicen las revisiones periódicas son:

  • Dificultad para acostumbrarlos al transportín.
  • Creencia de que los problemas de salud pasarán.
  • Estrés del gato durante las visitas.
  • El coste de la atención veterinaria.

Pero quiero centrarme en una causa adicional: que las dolencias que sufren los felinos pasan desapercibidas. 

¿Qué quiere decir?

Que camuflan mejor su estado de salud. En apariencia, un gato da la impresión de estar siempre sano, pero eso no tiene que ser real. 

Los gatos por naturaleza suelen esconder los signos de enfermedad, de ahí que las revisiones veterinarias sean cruciales.

Lo que ocurre es que muchas veces cuando un humano se da cuenta de que algo no va bien, puede ser tarde para atajar el problema.

Te voy a ser sincera, para saber si a un gato le ocurre algo anormal, has de observarlo, has de leer fuentes especializadas, has de preguntar al veterinario.

Tienes que conocer a tu gato y detectar cambios en su comportamiento o aspecto para atajar cualquier dolencia.

Mi experiencia con mi gato

Fíjate que a Dohko le detecté un problema urinario solo porque el pelaje estaba más opaco y tenía una especie de caspa.

Fui al veterinario, le cogieron una muestra de pis y salieron un montón de cristales de estruvita, células de piel de la uretra e infección de orina.gatos-que-no-visitan-el-veterinario

Desde ese momento, hubo diferentes cambios de pienso para adaptarlo a sus necesidades, analíticas de control frecuentes y antibióticos para la infección. 

Ahora mismo está bajo control gracias a un pienso veterinario formulado, a la combinación con comida húmeda para gatos con tendencia a tener cristales, a las analíticas de orina periódicas y a que llevo un diario de sus micciones, para ver si mea o no y con qué frecuencia.

Como puedes ver, esto implica estar pendiente y así poder detectar de forma temprana cualquier daño urinario. 

No olvides las revisiones periódicas de tu gato

La única manera de prevenir problemas de salud y no retrasar diagnósticos de enfermedades felinas que suelen pasar desapercibidas, son las revisiones veterinarias. Según la edad de tu gato, serán anuales o bianuales, de hecho, se recomienda que a partir de los 7 años lo lleves dos veces. 

Es importante también la primera visita al veterinario cuando tu querido adoptado llega a casa. Y desde ese instante, se aconseja ir al menos una vez al año a la clínica.

Además de las citas periódicas, deberás seguir la pauta de vacunación completa del animal a lo largo de su vida y pedir asesoramiento al veterinario sobre nutrición, para adaptarla a cada etapa vital. 

llevar-al-gato-a-revision

No se alimenta igual a un gato mayor, que a uno recién nacido, para que te hagas una idea. 

Si no llevas a tu gato al veterinario, podrías poner en riesgo su salud. Siempre es más aconsejable prevenir o diagnosticar las enfermedades en estadios tempranos.

Si una dolencia se detecta en una fase avanzada, el pronóstico suele ser menos favorable y el tratamiento, puede no funcionar.

También es vital ir a la clínica veterinaria cuando tengas sospechas de enfermedad. A mí me vino muy bien para saber que mi gato tiene tendencia a tener cristales en la orina y tomar medidas al respecto. 

Te recomiendo que estés atento a cualquier cambio en su comportamiento habitual, por pequeño que sea: esconderse, lamerse en exceso, dejar de usar el arenero, beber menos, comer menos…

La verdad es que todos estos signos deberías comentarlos con el veterinario, así se podrá prevenir y detectar patologías como obesidad o problemas como cistitis, infecciones de orina, o cálculos renales, entre otras. 

Consejos para que la visita de tu gato al veterinario sea llevadera

Teniendo en cuenta que el estrés o la complejidad para meterlo en el transportín son razones disuasorias para llevar a tu felino a su cita médica, hay que ver la forma de solucionarlo.consejos-para-llevar-gatos-al-veterinario

Quiero que las visitas de tu gato al veterinario, así que toma nota de estas recomendaciones:

  • Llevar a tu gato al veterinario desde pequeño. No solo como prevención, sino para que se acostumbre y normalice las visitas.
  • Escoger un buen transportín, seguro, estable y con varias puertas en la zona lateral y superior. Yo tengo una mochila con base sólida, que se abre por arriba y con vistas al exterior por si quiere tener vistas por el camino, pero con espacio para esconderse.  
  • Usar el transportín desde una edad temprana para que le resulte natural. Te aconsejo que lo dejes a la vista para que lo vea, lo huela, y entre dentro cuando le entre la curiosidad. Incluso puedes introducir una manta que huela a ti o rociarlo con feromonas antes de ir al veterinario.

gato en transportin

  • Tapar con una manta el transportín(si es preciso), así evitarás que los estímulos del entorno le pongan nervioso. 
  • No colocar el transportín en el suelo cuando llegues a la clínica. Ponlo en una zona elevada, evita los movimientos bruscos, comunícate con él con calma y evita el contacto con otros animales.
  • Ayúdale a que se relaje al volver a casa: ábrele despacio el transportín, dirígete a él con tranquilidad, acarícialo si notas que quiere, dale un premio una vez haya bebido agua, etc.

Quiero recordarte que este post es meramente informativo. Te recomiendo que acudas con tu gato al veterinario si sufre algún malestar, si tienes dudas sobre su estado de salud o si necesitas asesoramiento profesional.

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Comparte conocimiento sobre tu ronroneante amigo. Recuerda que tu compañero de vida depende de ti. Tu responsabilidad es velar por su bienestar siempre. Lucha por él, quiérelo y cuídalo como se merece

Mira esto también

obesidad-en-gatos-prevencion

Cómo prevenir la obesidad en gatos: dieta y ejercicio son la clave

Si has llegado aquí es que te preocupa la salud de tu compañero felino y …

embarazo y toxoplasmosis

Toxoplasmosis felina y el embarazo: una razón frecuente para abandonar

Hoy te cuento la verdad y toda la verdad sobre toxoplasmosis felina y el embarazo. …

Enriquecimiento ambiental felino: descubre por qué es importante para tu gato

¿Has escuchado el término de enriquecimiento ambiental felino, pero no sabes en qué consiste? Has llegado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.