La Justicia condena a Teresa Romero por denunciar el sacrificio de Excalibur

Hoy se pasa de nuevo por el blog María José Alamar de Aliter Abogados para hablar del último titular que ha salido en los medios de comunicación sobre la condena a Teresa Romero por denunciar el sacrificio de Excalibur:

Condenada la sanitaria del ébola a 2.100 euros por denunciar el sacrificio de su perro: «Nos matan a Excalibur y encima tenemos que pagar»

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que condena en costas a Romero y a su pareja, Javier Limón, lo hace amparándose en lo que la ley de la jurisdicción contenciosa califica de «mala fe o temeridad.

¿Te acuerdas de este caso?

El sacrificio de Excalibur que sacudió España

Ante de la pandemia Covid-19 existían otras enfermedades, en este caso, el Ébola.

Teresa Romero era una enfermera voluntaria que atendía a un misionero enfermo en África, se contagió en el hospital español y su mascota, Excalibur, fue sacrificada sin ningún tipo de evidencia científica. Solo por temor a que se hubiera contagiado de forma inminente.

Todo ocurrió mientras ella se debatía entre la vida y la muerte, y su pareja estaba en aislamiento en el hospital.

De nada sirvieron, la manifestación, los ofrecimientos, los gritos, los medios de comunicación, ni la presión social, Excalibur fue sacrificado por el bien de la humanidad, sin ninguna clase de prueba médica, solo por MIEDO.

Después de una larga lucha POR SU VIDA, su dueña decide pedir explicaciones a los responsables y todo es un NO ADMINISTRATIVO.

Teresa Romero emprendió acciones legales

Teresa cuando salió del hospital, decidió, hacer preguntas a la administración al respecto de los protocolos y los comités que desencadenaron el sacrificio y su mascota, mientras ella se debatía también entre la vida y la muerte.

Y cuestionó judicialmente la responsabilidad de la administración en dicho sacrificio de Excalibur, que en ese momento era simplemente una cosa. Hoy en día, los animales ya son considerados seres sintientes. 

La demanda se desestimó en primera instancia, avalando el sacrificio.excalibur-fue-sacrificado

El TSJ de Madrid, en trámite de apelación, ratifica la desestimación, avalando la actuación de la administración, con un: “inevitable» por el escaso conocimiento científico sobre la prevención y tratamiento del Ébola” y además, condena en costas.

¿Qué quiere decir esto?

Que los honorarios de los abogados que defienden a la administración que no está de más recordar, ya cobran de todos nosotros porque normalmente son funcionarios públicos y si no están en plantilla trabajan a minuta, y todo porque entienden que existe TEMERIDAD Y MALA FE en la reclamación presentada por Teresa Romero.

¿Es para quedarse perpleja o no?

Una condena incomprensible y más que cuestionable

Mataron a Excalibur de forma preventiva sin saber si estaba contagiado o no, Teresa denuncia y ella es condenada por denuncia temeraria.

Se podría entender una desestimación de las pretensiones indemnizatorias basadas en una falta de prueba y una absolución en cuanto al pago de las costas por dudas en el procedimiento referente a lo que realmente pasó.

Hasta si me apuras podría entender, aunque no compartir una condena en costas por desestimación de las pretensiones, pero de verdad, ¿temeridad y mala fe?

¿Es temerario pedir explicaciones a quien ha sacrificado a tu mascota, de manera rápida e inminente y sin justificación médica?

Requisitos para la aplicación del criterio de temeridad y mala fe en los procedimientos judiciales

En este sentido traemos a colación la Sentencia dictada por la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona en fecha de 5 de febrero de 2015 (ECLI:ES:APB:2015:1781):

Señala que la declaración de temeridad del condenado en costas, atendido su efecto y sus consecuencias para los litigantes, exige una especial argumentación o justificación por parte del Tribunal, sin que pueda caber un pronunciamiento del tenor “Aun dada la especial naturaleza de este proceso, procede imponer las costas a la parte actora dado el rechazo total de sus peticiones y la mala fe que se aprecia en ellas”.condena-teresa-romero-excalibur

A la vista de lo anterior, se necesitan como mínimo dos requisitos para la condena en costa. Primero el rechazo total a las pretensiones, y esto parece cierto. 

Segundo, que no exista ningún tipo de dudas al respecto del tema judicial planteado y además, que se aprecie temeridad en el planteamiento y mala fe, en este punto, la temeridad y la mala fe, ¿es pedir explicaciones por la muerte de Excalibur?.

Lo digo, porque parece que no ha habido pruebas determinantes en el procedimiento, más allá del concreto miedo, que nos embargó a todos a que una enfermedad como el Ébola se propagase.

Si no se llegó de una justicia para Excalibur, por lo menos se debía haber contemplado una razón de justicia social para su dueña, que bien que se la había ganado.

La imposición de costas por temeridad, exige una conducta consciente, voluntaria y claramente infundada, de tal calibre que no se pueda ignorar con arreglo a una mínima razonabilidad, configurándose como pretensiones arbitrarias y exentas de cualquier tipo de razón, afirmaciones estas que debe probar el que las alega.

¿Cómo va a ser temeraria, la conducta de reclamar explicaciones, si las pruebas ni siquiera han sido concluyentes?

¿Es de verdad infundado pedir pruebas del por qué han sacrificado a tu mascota?

Teresa Romero quería respuestas y sentar un precedente por Excalibur

Su objetivo era que la administración asumiera alguna responsabilidad sobre el sacrificio de su perro, para que esto no volviera a pasar y sinceramente, si también se merecía una indemnización, desde mi punto de vista, evidentemente.

Menos mal que no tomaron las mismas directrices con las mascotas de los sanitarios infectados por Covid 19 porque en los cementerios de mascotas no hubieran cabido, ni el cielo habría suficientes alas.

Siquiera el que se desestime una demanda lleva aparejado automáticamente en el procedimiento contencioso-administrativo la imposición de costas y menos bajo el paraguas de la mala fe.

condena-denuncia-sacrificio-excalibur
Foto de Kike Rincón.

Es cierto que, conforme a la cuantía solicitada de 150.000 euros de indemnización, las costas hubieran sido considerablemente más elevadas a tablas (forma de cálculo). Y el riesgo de perder un procedimiento y que te impongan las costas sobrevuela cualquier acción judicial.

Pero imponerlas con base en un criterio de mala fe, me parece desde un punto de vista externo, y considerando lo que conozco del procedimiento, un roce a lo absurdo.

Y más ahora mismo que este país está saliendo de la pandemia de Covid 19.

Me estoy pregunto seriamente, si cuando he estado encerrada por Covid-19 en mi casa al único cuidado de mis tres gatos, si alguien hubiera intentado arrebatármelos, seguro que hubiera ardido Troya, ¿qué en estos momentos y después de dos años sabemos más de la trasmisión del Covid 19 de lo que se sabía del Ébola?

¿Recuerdas al inicio de la pandemia las especulaciones sobre contagio de mascotas?

También se hicieron muchas conjeturas, sin ninguna evidencia científica, sobre el posible contagio de los animales domésticos en el caso del Covid 19.

¿Te suenan aquellas imágenes de personas en China lanzando en Wuhan los perros y gatos por las ventanas, ante el pavor del contagio y el asombro con el que mirábamos?

Hace ya más de dos años de esos terribles momentos sacados de una película de Tarantino, luego llegó la pandemia a España, miles de personas se contagiaron, otras muchas murieron, y menos mal que a nadie se le ocurrió tocas a nuestras mascotas.

España presume de bienestar animal….

Pero partiendo de una legislación que ampara el estandarte de sacrificio cero, que impone sanciones penales al abandono y al maltrato, que prohíbe a los sanitarios eutanasiar a animales sanos.

No tiene encaje el que sin ninguna prueba médica y bajo la única premisa de por si acaso, y a la vista de que económicamente no era rentable establecer un lugar donde retener en cuarentena el can, era más fácil sacrificarlo.

No se entiende.

Tanto dinero invertido en menesteres sin importancia, ¿y era imposible usar recursos para poner en cuarentena al can y salvarle?

Y ciertamente los calificativos de la enfermera son demasiado calmados, teniendo en cuenta la situación que atravesó.

Teresa se contagia como enfermedad profesional, trabajando como voluntaria, ayudando a enfermos en el hospital.

Casi pierde la vida, atraviesa una etapa que pone del revés su casa y a su pareja y la administración sacrifica a su querido compañero de vida: Excalibur.

Excalibur-mascota-eutanasiada-ebola

Ella denuncia para reclamar explicaciones sobre lo que considera asesinato de su perro y la justicia ha respondido con una condena por temeridad que implica asumir las costas.

No me parece temerario pedir a la administración, que explique los criterios y las pruebas de por qué los Comités que tomaron tan drástica decisión. Clic para tuitear

Es un derecho del administrado ciudadano el saber y conocer ya cuando se le priva por ello de su patrimonio, y más cuando en ese momento los animales de compañía eran considerados cosas.

La administración está obligada a probar y dar explicaciones

En este caso, debía demostrar que no existía otra solución o medida que afectara menos al ciudadano, y además, recordando que ella estaba luchando por su vida en el  hospital.

El miedo que desencadenó esta acción tan radical no puede privar la vida ni de una mascota ni de nada.

Seguro que existían otras opciones que no pasaban por el sacrificio de Excalibur, pero lamentablemente la memoria es corta para algunos temas por desgracia.

Y no es inadmisible pedir explicaciones, ni tampoco puede pensarse que esta petición estaba falta de fundamento.

Pero en este caso, lo que solicitaba Teresa Romero a la administración es que mostraran las pruebas, informes y motivos que habían condicionado la eutanasia de Excalibur, y pese a la sentencia no parece que haya habido ninguna concluyente.

También se cuestionaba si esa había sido la única alternativa o se podían haber tomado otras y si la actuación de la administración había sido correcta.

teresa-romero-condenada-por-denuncia-sacrificio-excalibur

Preguntas completamente licitas y fundamentadas, para quien ha perdido a su mascota, y que no habían tenido una respuesta clara. 

De hecho, a criterio de esta letrada, la administración debería haber puesto a disposición de Teresa todos los informes y todas las pruebas voluntariamente y sin necesidad de llegar a un procedimiento judicial.

A expendas de leer detenidamente el texto de la sentencia, sigo sin ver ni mala fe ni temeridad, únicamente otra injusticia, ni hubo justicia para Excalibur ni la ha habido para sus dueños.

Foto de Javier Limón

¿Ahora que son seres sintientes se podría adoptar la misma decisión impunemente?

¿Y qué ha cambiado con la pandemia covid-19?

Hasta donde me alcanzan los números, ha habido y sigue habiendo muchas defunciones y se sigue especulando con respecto a la trasmisión y a si las mascotas son o no portadores o potenciales víctimas de la enfermedad, pero por lo menos son intocables.

Para cualquier consulta legal con este tema o cualquier otro sobre derecho animal, os recomiendo que contactes con profesionales como Aliter Abogados.

Y te aconsejo que eches un vistazo a este post sobre el diferente trato que damos a los animales por lo que valen. Espero te haga reflexionar. 

Mira esto también

nueva-ley-bienestar-animal

Cuando los animales no tienen valor por lo que son sino por lo que valen

En el post de hoy Maria José Alamar de Aliter Abogados reflexiona aunque sin soluciones …

no-abandones-a-tu-mascota

Sobran razones para no abandonar a tu animal de compañía

Hoy nuestra compañera María José Alamar de Aliter Abogados escribe en Actualidad Mascotas para recordar …

educacion-en-la-empatia

Educar en empatía hacia los animales y modificación de la Ley de Educación

Hoy María José Alamar de Aliter Abogados nos habla de algunos proyectos de educar en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.