Home / Gatos / Infecciones de orina en gatos: síntomas, tratamiento y prevención

Infecciones de orina en gatos: síntomas, tratamiento y prevención

Las infecciones de orina, también conocidas como enfermedades del tracto urinario, son uno de los grupos de patologías más comunes que puede sufrir tu felino. Una de las causas habituales por las que un gato no mea.

Existen diversos tipos de infecciones, como nefritis( inflamación de riñones), urolitiasis( cálculos urinarios) y cistitis(inflamación de vejiga). Pero la realidad es que la mayoría tienen un cuadro similar de síntomas.

Estas dolencias afectan a la vejiga y la uretra del gato. Puede darse a cualquier edad, pero especialmente en felinos adultos con obesidad, que viven en espacios muy reducidos o que llevan una dinámica constante de estrés en su vida.

Si un gato sufre ansiedad, puede derivar en una infección de orina.

Hoy vamos a contarte qué es esta enfermedad, sus síntomas, el tratamiento y la estrategia preventiva.

Cómo saber si mi gato tiene infección de orina

No es fácil saber si un gato padece este problema. Pero tu responsabilidad es estar debidamente informado para conocer la sintomatología de estas afecciones. Estar alerta es la mejor estrategia. Más vale prevenir, que lamentar.

La prevención es clave para comenzar rápido tratamiento. Si un gato sufre infección de orina, puede llegar a ser muy doloroso y provocarle la muerte. Clic para tuitear

infecciones tracto urinario

Hay gatos que tienen episodios recurrentes. Esto genera un patrón que va empeorando con el paso del tiempo. Tu deber es estar vigilando ante cualquier anormalidad. Muchas veces no presenta síntomas hasta que la enfermedad está demasiado avanzada.

Vigila a tu peludo amigo cuando haga sus necesidades y observa el estado de su orina.

Síntomas determinantes de infecciones de orina:

  • Exceso de esfuerzo al orinar.
  • Orina escasa.
  • Incontinencia y micciones fuera de su arenero( algo raro). Para problemas con la bandeja de arena, lee este post.
  • Intenta orinar más a menudo, y se puede confundir con defecar.
  • Llora y se queja cuando orina. Este comportamiento es preocupante y anormal.
  • Presencia de sangre en la orina.
  • Necesidad constante de lamerse las partes para aliviar las molestias.
  • Fiebre y debilidad, en etapas incipientes de la infección.

Tratamiento para la infección de orina en gatos

Olvídate de ir de médico y diagnosticar a tu mascota por tu cuenta. Ante la presencia de cualquier síntoma, debes visitar al veterinario y que realice las pruebas pertinentes. Si aún no tienes un profesional de confianza, echa un vistazo con estos consejos para elegir veterinario.

Tendrá que realizar analíticas de sangre y coger muestras de orina, tanto para saber si tiene cristales, células inflamatorias, ver el estado de la orina y descartar otras enfermedades.

El tratamiento para la infección de orina va a depender de la patología concreta. Si el gato presenta una infección bacteriana tendrá que medicarse con antibióticos.

Si el gato sufre cistitis, el objetivo es aliviar el dolor administrando medicación para relajar y evitar las obstrucciones en las vías urinarias. Además de reducir el estrés con actividad física y feromonas.

Una parte importante del tratamiento es apostar por una dieta más húmeda, y así controlar la cantidad de orina.

enfermedades urinarias gatos

Si tu felino tiene bloqueada la uretra, la solución en este caso es quirúrgica y generalmente, de urgencia. Llegado a este punto, la orina no fluye con normalidad. Tras una operación así, tu pequeño se quedará ingresado unos días para monitorear su progreso y estará siendo medicado por vía intravenosa.

En el caso de que encuentren cálculos, también tendrá que ser operado( dependiendo del tipo), aunque muchas veces, si no el problema no está avanzado con un cambio de dieta  y de hábitos, es más que suficiente.

Es muy importante que respetes el tratamiento hasta el final, sobre todo si tu gato es propenso a infecciones de orina.

¿Es posible prevenir la infección de orina en felinos?

Debes adoptar una comunicación fluida con tu veterinario, así podrás prevenir antes de que el problema sea de gravedad. Pregúntale sobre cuál es la dieta más adecuada para tu pequeño.

En general, es conveniente que estés informado sobre cuál es la alimentación más apropiada para tu felino.

Ten muy presente el agua. Es básica para depurar y limpiar el organismo. Debes estimular a tu gato para que siempre se hidrate. Una buena opción es optar por bebederos automáticos.

Lleva un registro de sus micciones. Ten una libreta cerca de su bandeja y controla su hábito de orinar. Así podrás saber cada día si mea y a qué hora aproximadamente. Yo lo hago con mi gato desde hace dos años y no es un drama. Esta recogida de datos, te mantiene alerta y te hace ver con claridad si ocurre algo.

Es muy importante que tu gato lo haga con frecuencia. No olvides que es una de las pocas formas que tiene de expulsar las toxinas del cuerpo. Procura tener su baño siempre impecable, para que no afecte a su rutina.

Haz lo imposible por respetar el espacio vital de tu gato. Minimiza los cambios, evita traslados innecesarios. Lucha porque tu gato viva sin estrés.

enfermedades tracto urinario

Tú puedes hacer mucho por tu compañero de vida. Asegúrate de que viva feliz, tranquilo y sano.

¿Cuál es la causa de estas enfermedades del tracto urinario?

Las infecciones, inflamaciones y obstrucciones, son provocadas por la presencia o no de sangre u otros agentes extraños en el tracto urinario.

Estas enfermedades pueden ser causadas por una amplia diversidad de factores y también pueden ser una manifestación de una dolencia ya gestada en el organismo.

Causas:

    • Factores que predisponen al estrés: cambio de casa, llegada de un miembro nuevo a la familia, ausencia de su referente humano, presencia de extraños, entre otros.

 

    • Sedentarismo y obesidad. Pueden ocasionar infecciones urinarias, ya que al ralentizarse los procesos internos, el cuerpo deja de estar igualmente capacitado para eliminar los residuos. La obstrucción de la uretra en los machos, es más frecuente en los adultos jóvenes que viven en espacios reducidos y tienen pocas posibilidades de ejercitarse.

 

  • Un ph poco ácido e incontrolado en la orina, puede incrementar los niveles de magnesio hasta un punto peligroso. Esto puede conllevar la formación de cristales de fosfato que pueden precipitarse en la orina y causar urolitiasis( cálculos urinarios). Esto es originado por una mala alimentación, en especial las dietas sin control de minerales y de baja digestibilidad.

Este artículo es solo informativo, Actualidad Mascotas no tenemos facultad para diagnosticar ni recetar. Por favor, si tu gato tiene un problema de salud, acude a un profesional veterinario.

Sobre Reme

Loca de los animales, vegana en cuerpo y alma. Publicista y redactora por devoción.

Mira esto también

Cómo alimentar a un gato recién nacido

La alimentación de tu gato es un asunto muy importante y hoy he decidido centrarme …

cbd-para-mascotas

Productos de cannabidiol para mascotas: lo que debes saber

Es probable que hayas oído sobre algunas propiedades de los aceites y cremas con CBD …

omederos-automaticos-para-gatos

Comederos automáticos para gatos: controla ya la alimentación de tu felino

Si compartes tu vida con un felino, sigue leyendo, porque voy a contarte los beneficios …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.