Home / Perros / Educación en positivo: las claves del éxito

Educación en positivo: las claves del éxito

Hoy os traemos el primer post de nuestra colaboradora Annabel Ureña López, amante de los animales y maravillosa persona. Siente verdadera pasión por el ámbito de la educación canina y va a aportarnos sus conocimientos en este tema de vital importancia para la convivencia humano-perruna.

La educación en positivo podría definirse como el conjunto de técnicas para educar, corregir problemas de conducta o adiestrar a un animal basado en la ética y el respeto.

Esta metodología implica, por supuesto, no utilizar ningún tipo de aversivo que pueda provocar malestar, miedo y/o dolor al animal, pero también conocer su estado físico y mental, adaptando el nivel de exigencia a las necesidades del perro, sin forzarlo, y primando siempre su bienestar físico y emocional.

¿Por qué la educación en positivo?

Muchas veces me han preguntado por qué considero la educación en positivo el único camino para educar a un perro.

Pues bien, existen dos razones principales por las que defiendo esto:

  1. Me parece la educación más ética y respetuosa con los animales, por todo lo que hemos expuesto anteriormente
  2. Es la educación más eficaz, ya que el uso de técnicas tradicionales puede empeorar la conducta o derivarla a otras conductas inadecuadas, además estas técnicas producen miedo e inseguridad en nuestros perros.

Está bien, pero… ¿Cómo conseguimos llevar esto a cabo?

educacion canina

El lenguaje canino, las señales de calma

Lo primero que debemos aprender para educar en positivo a nuestros perros es a comunicarnos con ellos. Los perros son animales altamente sociales, y como cualquier animal social, necesita comunicarse con los demás, esta comunicación les sirve para trasmitirse información entre ellos y sobre todo, para evitar conflictos.

Turid Rugaas, en su magnífica obra: El lenguaje canino, las señales de calma; considerada por muchos como la carta magna de la educación canina,  consiguió plasmar un compendio de las señales de calma más típicas de los perros.

Estas señales son utilizadas en el mundo canino para trasmitir mucha información: pueden servir para marcar las distancias, para denotar que algo que hacemos les incomoda y necesitan espacio, para calmarnos o tratar de calmarse ellos, para iniciar un juego, o simplemente para presentarse de una manera educada.

Recomiendo encarecidamente su lectura a todo aquel que quiera entender o mejorar la relación con sus perros.

Algunas señales que utilizan los perros para calmarnos y dar a entender que todo va bien son: lamerse el hocico, girar la cabeza, ponerse de costado, olisquear el suelo, ponerse de costado…

Los perros emiten estas señales constantemente, tanto para relacionarse entre ellos, como para hacerlo con nosotros. El problema viene cuando nosotros no entendemos dicha comunicación, obviando sus señales o incluso castigándolas.

Si por ejemplo llamamos en un tono grave y alto a nuestro perro en el parque para irnos, este puede asustarse y entender nuestro lenguaje como una amenaza, ante tal situación lo más probable es que el perro intente tranquilizarnos, es posible que nos gire la cara, por ejemplo.

Lo que cualquier humano podría considerar como una mofa o recochineo: mira el perro! Le digo que venga y finge que me ignora.

Ante esto podemos chillarles enfadados, porque esto no se puede consentir, y el perro, de nuevo, tratará de tranquilizarnos con más ímpetu, olisqueando el suelo, por ejemplo… ¿Veis lo que puede generar un fallo en la comunicación?

En siguientes artículos veremos en que consiste y cómo interpretar y mejorar la comunicación con nuestros perros.

Proactividad, el arte de la anticipación

Otro de los aspectos claves de la educación en positivo es la PROACTIVIDAD, esto consiste en anticipar sucesos que pueden ocurrir para evitarlos.

Muchas veces chirria cuando hablamos de perros, pero lo tenemos totalmente claro cuando se trata de niños. Cuando un niño llega al hogar, o mejor dicho, cuando empieza a andar, los humanos ponemos toda la casa a prueba de niños: tapamos los enchufes para que no se hagan daño, quitamos de su alcance los objetos de valor o aquellos con los que puedan herirse, guardamos los lapiceros de colores para que no pinten las paredes…

Sin embargo, el perro “debe” saber desde el primer momento que entra en casa que no puede coger cosas de la mesa, que rebuscar en la basura está mal o que las zapatillas no se muerden.

Si preparamos la casa para un niño, y entendemos que es responsabilidad nuestra evitar que cometan ciertas cosas, ¿por qué no somos igual de tolerantes con los perros?

¿Por qué no somos capaces de guardar las zapatillas o no dejar comida en la mesa para que no la pueda coger, por qué no ponemos una tapa a la basura o la dejamos fuera de su alcance?

educación canina

Recuerda siempre esta premisa: el problema de conducta mejor solventando es aquel que no se produce nunca.

Paciencia y constancia

Como en cualquier materia, la paciencia y la constancia son las claves del éxito. Si nuestro perro nos muerde las zapatillas o tira mucho de la correa cuando paseamos, es esencial que sepamos contar hasta diez, analizar la situación y encontrar la causa y solución al problema de una manera amable y correcta.

Al principio esto nos puede parecer tremendamente complicado, pero en poco tiempo, veremos cómo los resultados son increíbles.

Afortunadamente, hoy día podemos acceder a muchísima información a través libros o Internet, además de contar con grandísimos profesionales caninos que nos podrán ayudar con cualquier duda que tengamos.

En ambos casos, recomendamos profusamente analizar bien las fuentes, y asegurarse de que la metodología es la correcta.

Siguiendo estas pequeñas pautas, conseguirás sentar las bases para una mejor relación con tu perro basado en la comprensión, el respeto y la confianza.

¿Me echas una pata y difundes en FacebookTwitterGoogle Plus, e Instagram?  Todo sea por el bienestar de tu querido amigo peludo. Y por una feliz convivencia.

Mira esto también

esterilización-canina-mitos

Descubre 5 mitos y realidades acerca de la esterilización canina

Es mucha la controversia existente en torno a la castración de nuestras mascotas. Los riesgos …

pamipe-pienso-personalizado-para-perros

Pamipé: pienso natural y personalizado para tu perro

El maravilloso equipo de Pamipé me envió recientemente un paquete de comida para mis dos …

¿Te ha pasado que cuando llega diciembre, tus hijos te piden que les des de regalo una mascota? La Navidad es una época de amor, unidad y regalos. En estas fechas es muy común observar como muchos se inclinan por integrar a su familia un perro, un gato o cualquier otra mascota. ¿Es la Navidad el mejor momento para hacerlo? Adopta no compres Al adoptar a alguno de estos animales, les estarás dando una segunda oportunidad de vida. Le estarás ofreciendo la vía, para que puedan recibir el amor y cariño que ellos se merecen. También asegúrate de que tienes todos los productos que tu mascota necesita, puedes mirar opiniones en esta lista de tiendas de animales para asegurarse de la calidad. Por otra parte, puedes valerte de sitios web como reviewsbird para equiparte de todo lo que necesites para el nuevo integrante de la familia. Las fundaciones animalistas, tienen mucho trabajo año tras año, ya que todos los años se registran una gran cantidad de animales abandonados. Estas organizaciones protectoras, luchan día a día para sacar de las calles a muchos de los perros y otros animales, que han sido abandonados y maltratados injustamente por sus antiguos dueños. ¿Por qué adoptar en diciembre? Adoptar y salvarle la vida a una mascota siempre será un acto apropiado para cualquier día o mes del año. Hacerlo en esta época navideña te beneficiara en muchas maneras, como: Cumplir un sueño Muchos son los niños que añoran recibir en navidad un perro como mascota. Por lo que cumplir tan esperado sueño, le otorgara gran satisfacción a toda la familia, y reforzará los lazos familiares. Sin embargo, muchos caen en el error de creer que regalar un perro, un gato o cualquier otra mascota, es un buen regalo para cualquier persona. Pero primero se deben analizar varias cosas. Ayudará a controlar la ansiedad y depresión En nuestros días, es muy común sufrir de estrés y ansiedad, dos condiciones que generan gran malestar. A este respecto, estudios han comprobado que las personas que pasan tiempo con sus mascotas, en especial un perro, son más relajadas y se estresan menos. Estas mascotas incluso los ayudan a superar la depresión. Por eso, los terapeutas recomiendan en muchos de estos casos adoptar a un perro. La familia será más feliz Adoptando a una mascota en diciembre tendrás un elemento más, para comenzar y desarrollar el siguiente año con felicidad y buen ánimo. Estar con tu perro, te levantará el ánimo y te pondrá de buen humor. Les ayudará a evitar una vida sedentaria La era tecnológica en la que vivimos ha aumentado mucho el sedentarismo en la juventud. Al tener una mascota, en el caso de un perro, te obligará a pasearlo por lo menos 3 veces al día, así que la familia tendrá que unirse para cumplir con las necesidades del pequeño. Les beneficiara a tus hijos Tener una mascota te da varias obligaciones, por lo que les inculcamos a tus hijos el valor de la responsabilidad. Por otro lado, los niños que crecen con mascotas, tienen un mejor sistema inmunológico; está comprobado que aquellos niños que se crían con animales, muestran menos alergias. Antes de adoptar Abrirle las puertas de tu familia a una mascota, no es algo de poca importancia. Esta decisión está cargada de responsabilidad y obligaciones, por lo que debe de meditarse bien. Tristemente se ha comprobado, que la mayoría de perros y gatos, que fueron rescatados, se abandonaron en la temporada de diciembre. La causa principal es el impulso de regalar un animal a un ser querido para Navidad, sin antes prever la disposición de esa persona a recibir un ser vivo y todas las responsabilidades que amerita. Así que, antes de decidir adoptar un animal, recuerda que es un ser vivo, que tiene sentimientos, su propio carácter, y necesidades físicas. Razón por la cual, al introducirlo en la familia, estos se deben de respetar y realizar un proceso de adaptación por ambas partes. De igual manera, al regalar una mascota debes de tomar en cuenta, si la persona es lo suficientemente responsable, cuenta con la capacidad económica para mantener un animal y si posee el tiempo y espacio adecuado que la mascota va a necesitar. Por último, no te dejes llevar por las leyendas que afirman que en las compañías protectoras solo hay perros mestizos. En ellas también encontrarás muchas razas de perros he igual encontrarás tanto perros adultos, como cachorros. Las mascotas son un puente hacia la alegría y satisfacción, compañeros que dejarán una huella indeleble en el corazón, y que se merecen todo el amor que les podamos suministrar. Por tanto ¡adopta una mascota!

¿Es Navidad el mejor momento para adoptar un animal?

¿Te ha pasado que cuando llega diciembre, tus hijos te piden como regalo una mascota? …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.