terrario para reptiles

Convierte tu terrario en una pequeña selva tropical  

Si tienes la intención de adoptar un reptil tropical, como un camaleón, una iguana o una pitón, lo primero que tienes que hacer es recrear su clima en tu terrario. Si el ambiente resulta inadecuado, tu nuevo reptil podría sufrir complicaciones graves: la falta de humedad podría resecarle la piel y le impediría mudarla correctamente, mientras que una temperatura incorrecta podría alterarle el metabolismo.

La humedad de tu terrario debe ser parecida a la de las selvas tropicales que habitan este tipo de animales. Para medirla necesitarás un higrómetro, ya sea analógico o digital. La humedad dentro del terrario tiene que estar por encima del 70%, y para conseguirlo puedes utilizar diversos métodos. Uno de ellos es obligatorio: tu terrario debe tener un recipiente lleno de agua limpia donde tu mascota pueda bañarse y refrescarse. Si mantienes alta la temperatura, el agua se evaporará y humidificará el aire. Rociar regularmente el terrario (y a tu mascota) con agua también lo mantendrá húmedo. También puedes usar métodos más sofisticados, como crear un ambiente húmedo mediante un generador de niebla. Este tipo de aparatos puedes adquirirlos fácilmente a través de tiendas on-line de mascotas.

La temperatura merece un capítulo aparte. Los reptiles son animales de sangre fría, y eso les obliga a regular su temperatura corporal usando la temperatura ambiental. En la naturaleza, si necesitan realizar una actividad se tumban al sol para calentarse, y si requieren de una temperatura más baja para descansar se enfrían en la sombra o en el agua. Para dar a tu mascota la temperatura correcta en cada momento debes crear distintas zonas de calor dentro del terrario, lo que técnicamente se denomina gradiente térmico. Para ello te pueden ser de utilidad algunos de los siguientes productos:

Cables calentadores. Deben ir por la parte externa del terrario y te permiten concentrar o dispersar el calor por las zonas que más te interesen.

  • Mantas térmicas. Al igual que los cables, deben colocarse en la parte exterior del terrario.
  • Bombillas halógenas o de cerámica. Son como un pequeño sol, perfectas para calentar la zona más cálida de tu terrario.

Lógicamente, también necesitarás un termómetro para regular la temperatura. No lo dudes y hazte con  todos los complementos para reptiles que tu nueva mascota necesita… ¡Te lo agradecerá!

¿Te ha gustado este artículo? ¿Añadirías algo más? ¡La sección de comentarios es toda tuya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.