Cómo viajar en avión con tu gato: consejos para antes, durante y después

Hoy es el momento de contarte las claves para viajar en avión con tu gato de la mano de unos colaboradores de excepción: Paraíso Mascota. 

El primer consejo es que, si no es realmente necesario viajar con tu gato, es mejor dejarlo tranquilo en casa.

Los gatos, a diferencia de los perros, son animales de rutinas más “estrictas” y constantes, los gatos se acostumbran a su ambiente y al entorno en el que viven el día a día y cuando los sacamos de su zona se ven desorientados y se alteran.

Si por la razón que sea debes viajar en avión con tu gato, esta información te será útil.

Antes de viajar

Mientras más familiarizado esté tu gato con el transportín que vayas a usar, mejor.

Para conseguirlo puedes dejar unos días antes, el transportín abierto para que pueda entrar y salir cuando le apetezca, así cuando esté dentro podrás estimularlo dándole premios y jugando.

Si ya tienes un transportín será útil que busques un vuelo que acepte el modelo que tienes, si no cuentas con él, lee todos los preparativos del viaje para que te asegures de tener todo lo necesario para llegar con tu gato sano y salvo a tu destino.

Otra técnica que puedes utilizar es rociar el interior con un spray de feromonas que promuevan ese estado de tranquilidad. Para comprar uno de estos, consúltalo con tu veterinario de confianza.

Un detalle que puede serte de utilidad para viajar en avión tu gato es que sepa ir con arnés para poder emplear una correa aún dentro del transportín, ya que en algunas ocasiones te piden sacar al animal para pasar el control de seguridad con él en brazos o incluso puede tener que pasar en brazos de algún oficial de seguridad.

Preparar todo para el viaje

1. Selecciona la aerolínea

Lo primero que tienes que hacer, incluso antes de comprar el billete, es saber si la aerolínea que quieres usar acepta gatos en sus vuelos. 

Actualmente, no están obligados a aceptarlo y cada aerolínea puede cambiar las restricciones a su gusto, lo mismo pasa con los requisitos del transportín, del que también vas a averiguar los detalles en este artículo.

consejos-para-viajar-con-tu-gato-en-avion

Para poder conocer todas las condiciones de la aerolínea te recomiendo que hagas la consulta por teléfono, aunque en la mayoría de los sitios web puedes encontrar algo de información al respecto, algunos datos importantes pueden faltar.

2. Compra los pases por teléfono

Además de la consulta, también te aconsejo que hagas la reserva y compra del billete por teléfono porque lo normal es que te confirmen la disponibilidad de espacio para llevar a tu gato. 

Esta restricción es por una ley que limita la cantidad de animales en cabina, por eso es necesario averiguar si ya hay otros pasajeros que vayan acompañados de sus mascotas antes de asegurar tu compra.

El lugar del gato en cabina suele tener un costo adicional al de tu asiento y es fundamental que tomes esto en cuenta para tu presupuesto.

3. Prepara la documentación necesaria

Para poder viajar en avión con tu gato, vas a necesitar una serie de papeles tuyos y de tu compañero felino. 

En todos los vuelos necesitarás un pasaporte de tu mascota y otros certificados y comprobantes veterinarios.

Estos requisitos pueden variar dependiendo del país de salida como el de entrada, al igual que con los billetes de avión.

Para tener la seguridad de que tienes todos los documentos en regla, te aconsejo llamar e incluso visitar la embajada del país que visitarás para consultar con detalle todo lo que se pide.

La documentación que casi siempre piden en cualquier país son el pasaporte y el certificado de vacunación contra la rabia.

recomendaciones-viajes-avion-gato

El pasaporte de las mascotas lleva un registro de los controles veterinarios, las intervenciones que haya tenido, el número de veces que se ha desparasitado y las fechas, todas las vacunas que tiene y cualquier registro importante de señalar por el veterinario, que es quien nos proporcionará este documento.

En los países de la Unión Europea y otros países también piden que nuestro gato tenga un chip con el que puedan validar la veracidad de este documento.

4. Consigue el transportín correcto

Como he mencionado antes, cada aerolínea tiene su propio criterio para aceptar o rechazar los distintos tipos de transportín, por eso, cuando hagas la llamada para consultar la disponibilidad y comprar los billetes, deja claro este punto.

Lo que te puedo adelantar, es que en la mayoría de los casos aceptarán mejor los transportines rígidos y homologados que otras versiones de distintos materiales más ligeros, como la tela, que es el modelo menos aceptado por la facilidad que pueden tener algunos gatos de romperla y escapar en pleno vuelo.

Además, algunas restricciones que suelen ser comunes entre las distintas aerolíneas son, el peso del gato dentro del transportín, que no puede superar los 7 u 8 kg; y el tamaño de este, que suele ser entre 40 x 30 x 20 cm y 55 x 40 x 20 cm.

Si tienes la oportunidad de que alguien te acompañe para poder llevar distintos modelos y tamaños de transportines, por si el personal que te toca en tierra tiene información distinta a la que te han dado y tienes que cambiar a tu mascota de lugar, será mucho más seguro para ti, así los modelos que no vayas a usar los puede regresar tu acompañante.

5. Prepara a tu gato para viajar

Para que vaya lo más cómodo posible y que el viaje pase libre de incidentes, una buena práctica es darle la última comida y bebida entre 2 y 3 horas antes de la hora de volar. Así podrá aguantar mejor las ganas de evacuar, ya que en el avión será imposible que vaya a su caja de arena.

gato-en-avion-como-hacerlo-llevadero
Imagen de LaLocaDeLosGatos.com

Aunque algunas personas recomiendan dar tranquilizantes a los gatos, la mayoría de los veterinarios recomiendan lo contrario.

Evita en la medida de lo posible utilizar este tipo de medicación para viajar en avión con tu gato, incluso algunas aerolíneas lo prohíben explícitamente porque los efectos pueden aumentar al alcanzar determinada altura.

Algo que no es necesario, pero sí muy útil, es acostumbrar al gato a emplear arnés o collar para que pueda ir atado al pasar los filtros de control, ya que en muchas ocasiones tienes que pasar con tu mascota en brazos y dejar el transportín en la banda de control.

O puede darse el caso en los que es un oficial el que tiene que pasar con el gato en brazos, así que siempre es mejor tener la garantía de que no podrá ir muy lejos por más que intente echar a correr.

6. Haz el vuelo agradable para tu gato

Una vez que subas al avión, el transportín deberá permanecer cerrado y apoyado en tus piernas o debajo del asiento.

Si el viaje en avión es muy largo puedes intentar darle un poco de agua o algo de comida húmeda, esto ayudará a que se relaje y pueda descansar un poco durante el trayecto. Clic para tuitear

Otro consejo es que lleves una manta para tapar el transportín y que tu mascota esté menos expuesta a todos los estímulos que hay en los aeropuertos y aviones.

como-viajar-en-avion-con-tu-gato-con-seguridad

Así, aunque sienta el movimiento y escuche todos los ruidos, el dejar de ver lo que pasa le da una sensación de seguridad y protección.

7. Al llegar a tu destino

Es probable que al llegar a tu destino abras el transportín y tu gato tenga un comportamiento un poco extraño como caminar tambaleándose o mostrar signos de desorientación. 

Si se mantienen por un periodo corto de tiempo, es algo normal que sucede por los cambios de altura y el estrés que sufren durante el vuelo.

Sin embargo, si estos síntomas se mantienen y además se acompañan con otros signos como cambios en la respiración y/o vómitos, tendrás que ir lo antes posible a un veterinario.

Sin embargo, si estos síntomas se mantienen y además se acompañan con otros signos como cambios en la respiración y/o vómitos, tendrás que ir lo antes posible a un veterinario.

Requisitos y Regulaciones de las aerolíneas

Hemos juntado los requisitos y regulaciones de algunas aerolíneas que permiten volar con animales en cabina para que te sea más fácil buscar tu mejor opción.

logo-iberia

  • Peso total de 8 kg. Transportín con el gato adentro.
  • Dimensiones máximas de 45 cm de largo x 35 cm de ancho x 25 cm de alto.
  • Transportín rígido, ventilado y con base impermeable.
  • Se pueden llevar dos animales de la misma especie si son pequeños y pesan poco (como pueden ser dos crías de pocos meses)
  • No puedes ocupar un asiento en el pasillo de salida de emergencia.
  • El animal debe permanecer tranquilo y sin molestar a los demás pasajeros durante todo el vuelo.
  • No puedes abrir ni sacar a tu mascota del transportín en ningún momento Tarifas.

*Se paga exclusivamente en el aeropuerto.

Fuente de información:

Viajar con animales en Iberia

logo-vueling

Permite viajar con gato en cabina y sus requisitos son:

  • Transportín no rígido, homologado.
  • Medidas: 45 x 39 x 21 cm.
  • Peso permitido: 10 kg con la mascota dentro.
  • No se puede sacar al animal hasta el desembarque.
España(excepto Canarias): 40 euros.

Canarias, Europa, África del Norte, y Oriente Medio: 50 euros. 

Fuente de información:

Prepara tu viaje con mascotas en Vueling

logo-word2fly

Permite viajar con gato en cabina y sus requisitos son:

  • Peso máximo: 8 kg transportín con mascota dentro.
  • Medidas permitidas: 45 cm. de largo, 35 cm. de ancho y 25 cm. de alto (que la suma de estas tres dimensiones no exceda de 105 cm.)
  • Transportín rígido, ventilado, con seguro y con fondo impermeable.
  • No se puede sacar al animal hasta el desembarque.
  • No puedes ocupar un asiento en el pasillo de salida de emergencia.
  • El animal debe permanecer tranquilo y sin molestar a los demás pasajeros durante todo el vuelo.
  • Debes hacer una solicitud de transporte para tu mascota, ahí se informa el precio dependiendo de la mascota y sus características.
  • Las solicitudes de transporte no se pueden realizar en menos de 48 horas antes de la salida de tu vuelo.

Fuente de información:

Información de interés para viajar con mascotas en W2fly

logo-klm

Permite viajar con gato en cabina en vuelos dentro de Europa que sean con billetes de Economy Class y Business Class y sus requisitos son:

  • Debes reservar el vuelo de tu gato en cuanto compras el tuyo porque la capacidad de las cabinas para recibir animales varía según el avión y el vuelo. Cuanto antes hagas la reserva, habrá más posibilidades de poder viajar con tu mascota en cabina.
  • Peso máximo: 8 kg transportín con mascota dentro.
  • Medidas permitidas: 46 cm. de largo, 28 cm. de ancho y 24 cm. de alto.
  • Transportín rígido, ventilado, con seguro y con fondo impermeable o tener funda absorbente.
  • Tu mascota debe poder estar de pie y moverse cómodamente dentro de la jaula.
  • Debes llevar dos recipientes vacíos que pueda llenar sin abrir el transportín.
  • El precio puede variar entre los 30 y 200 euros dependiendo del vuelo y las características del animal.

Y para más contenidos sobre perros y gatos, te aconsejo que te pasees por el blog de Paraíso Mascota. 

Mira esto también

piometra-en-gatas

Piometra en gatas: la infección de útero que puede poner en riesgo su vida

Ha llegado el momento de hablar sobre la piometra en gatas, una de las causas …

gata-se-lame-las-partes-en-exceso

Mi gata se lame las partes en exceso: ¿qué le pasa?

¿Crees que tu gata se lame las partes demasiado? Imagino que si convives con felinos …

gatos-van-menos-al-veterinario

Los gatos van menos al veterinario, ¿sabes por qué?

Los gatos van menos al veterinario, ¿te extraña esta afirmación? ¿O te resulta tristemente familiar?  …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.