Home / Gatos / Cómo enseñar a tu gato a usar el rascador: descubre cómo lograrlo

Cómo enseñar a tu gato a usar el rascador: descubre cómo lograrlo

Hoy voy a contarte cómo enseñar a tu gato a usar el rascador. Y te preguntarás, ¿de verdad necesito este objeto en casa? Pues ya te adelanto que sí. 

Si no tiene un lugar en el que rascarse, tu gato lo hará en cualquier sitio: sofá, sillas, puertas, paredes…

El hecho de rascar es natural y totalmente necesario. Es un comportamiento innato que no debes prohibir y de ahí, la importancia de este post. 

Si convives con un felino y no tienes rascadores, probablemente terminará por hacerlo en cualquier mueble o superficie casera. Así que te recomiendo que tengas más de uno en casa en puntos estratégicos para que no dañe tu mobiliario; si es que eso te importa realmente, que no es mi caso.

En este post voy a contarte por qué tu felino necesita rascar sus uñas, por qué es importante, y las claves para enseñar a un gato a usar el rascador, ya sea cachorro o adulto. Piensa que no todos aprenden al mismo ritmo.

Tu gato necesita rascar sus uñas

Los felinos necesitan afilar sus uñas para jugar, cazar, trepar y defenderse, piensa que normalmente las tienen retraídas y no se desgastan al andar como en el caso de los perros. 

Si tu gato no tiene la posibilidad de rascar, sus uñas crecerán en exceso e incluso podrían terminar por clavarse en sus almohadillas. ¿Sabías que esto podría pasarle a tu mascota?

como-enseñar-a-tu-gato-a-usar-el-rascador

Con el rascado, los gatos cuidan sus uñas. Lo que hacen no es afilar sino más bien liberan las fundas viejas y gastadas para que aparezca la nueva uña que está debajo. Esto lo consiguen rascando con las patas delanteras y para las patas traseras usan sus dientes durante el aseo. 

El rascado es una forma de comunicación felina

Antes de enseñar a tu gato a usar el rascador, quiero que comprendas lo importante que es este comportamiento instintivo. 

Las marcas de rascar son muy útiles, funcionan como alertas visuales o como señales olfativas. Los felinos tienen entre las almohadillas de las patas glándulas odoríferas que dejan su impronta o marca personal. En gatos que viven en libertad, este tipo de señales se perciben a distancia y así evitan enfrentamientos directos. 

El rascado además es una forma de aliviar la ansiedad, la frustración o la excitación. Es importante que conozcas a tu compañero de vida y que le proporciones recursos adecuados para prevenir actitudes no deseadas.

Un rascador es un accesorio multiusos

Cuando un gato vive en la naturaleza caza, trepa, ronda su territorio, observa desde las alturas, araña, salta…Así que si compartes tu vida con un peludo sin acceso al exterior, debes disponer de un rascador o más para que pueda hacer estas cosas sin dañar el mobiliario( si es que te preocupa, repito). 

Este accesorio es una plataforma genial de observación, rascado, juego, retiro y descanso. Ni te imaginas la de horas que mi Dohko pasa en su árbol rascador haciendo de todo, incluido vigilarme.

En otro post ya te comentaré cómo escoger el rascador ideal para tu felino o incluso cómo hacerlo en casa, pero ya te adelanto que aquí lo importante es tener en cuenta las necesidades y preferencias de tu compi, antes que tus preferencias de diseño.

Consejos para que tu felino use el rascador

Como ya te he comentado más arriba, rascar es una costumbre innata y necesaria para tu felino. No solo para afilar sus uñas, sino también para impregnar los muebles de su olor corporal, una forma de marcaje territorial felino.

La mayoría lo usan sin problemas, pero aquí te dejo algunas recomendaciones para enseñar a un gato a usar el rascador:

  • Colócalo en algún sitio que le encante a tu gato para rascar. Si tiene preferencia por una silla, sofá o mueble, ésa será la ubicación ideal para poner el rascador. 
  • Pon una bola, ratón, plumero o cualquier objeto que le guste colgando del mismo. Será la forma de atraer su interés para que lo use. Te aseguro que se acercará a él motivado por la curiosidad y la diversión. 

Lo más normal es que con estos dos tips básicos, tu gato comience a usarlo de manera natural. El hecho de limarse las uñas es agradable y ventajoso.

Qué hacer si no quiere usar el rascador

Hay felinos a los que les cuesta utilizar los rascadores. Es importante que no pierdas la paciencia, es probable que tu compañero necesite más tiempo para comprender su función o simplemente para acostumbrarse.

Respeta sus tiempos, por favor. Y pon en práctica estos trucos para enseñar a tu gato a usar el rascador:

  1. Impregna el rascador con su olor. ¿Cómo? Pues muy fácil, coge una manta que le sea familiar, y frótala contra el rascador para que tu felino la sienta como propia y así le surja el instinto natural de acercarse y refregarse. 
  2. Usa hierba gatera. Si a tu gato le gusta, frota hierba contra el rascador o sitúa el catnip cerca.
  3. Juega con tu gato integrando al rascador. Es importante que perciba este accesorio como algo divertido. Coge un plumero, haz que lo persiga y que se suba al rascador para atraparlo. Genera estímulos atractivos que le motiven a trepar al mismo. Os lo pasaréis de cine juntos, reforzarás tu vínculo con él y así, tendrá una relación positiva con este nuevo objeto.
  4. Utiliza el refuerzo positivo. Es decir, cuando veas que se acerca o se lima las uñas en el rascador, felicítalo. Puedes darle mimos, un snack sorpresa o dedicarle unas bonitas palabras para que comprenda que eso te agrada.
  5. No dejes que arañe muebles. Si tu gato es todavía un cachorro, y le observas rascar en alguna superficie donde no debiera, cógelo en brazos y llévalo al rascador. Puedes coger una de sus patitas y hacer que lo toque. 
  6. Cambia de rascador. Puede que el que hayas escogido no le guste por la razón que sea y tengas que elegir o fabricar otro. Hay árboles rascador, piezas de cartón que se adhieren a muebles, rascadores verticales de pared…Son muchas las opciones, aquí lo importante es que te fijes en tu peludo, en lo que le atrae y en sus hábitos de uso, para dar con el rascador perfecto.

Te aconsejo que sigas estas pautas de manera regular, con respeto, cariño y paciencia para enseñar a tu gato a usar el rascador. Utilizar tu fuerza, ser rudo o no dedicar el tiempo necesario para educarlo, es un verdadero error.

Y si has llegado hasta aquí, te dejo cinco interesantes posts relacionados con cuidados para tu querido compañero peludo:

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Mira esto también

importancia-de-adoptar-una-mascota

Importancia de llevar a cabo una adopción responsable

Un estudio reciente de la Fundación Affinity concluye que en 2019, 306.000 perros y gatos …

enseñar-a-un-gato-a-usar-el-arenero

Cómo enseñar a un gato a usar el arenero

Cuando adoptas un felino por primera vez, una de los hechos a los que debes …

camada-separada-de-su-madre

Separar a un gatito de su madre: descubre cómo y cuándo

Saber cuándo separar a un gatito de su madre es una decisión importante. Hace unos …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.