Home / Perros / Cómo acostumbrar a tu perro al transportín de viaje

Cómo acostumbrar a tu perro al transportín de viaje

¿Estás pensando irte de viaje? ¿Te mudas a otra ciudad? Sea el motivo que sea y si convives con un perrete, es importante que sepas acostumbrar a tu perro al transportín de viaje.

Que tu can esté agusto y cómodo, es fundamental para lograr que esta vivencia sea lo más agradable posible. 

Te recomiendo encarecidamente que si vas a optar por una empresa de transporte de mascotas fiable, si viajas en avión, en tren o en coche, dediques el tiempo necesario para que tu compañero de vida se sienta lo mejor posible.

Será muy útil para evitar que esté incómodo, agobiado, estresado o intente huir. Debes convertir ese habitáculo en un espacio acogedor en el que tu perro se sienta seguro. 

Sigue leyendo y descubre 5 buenos consejos para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje, así lograrás que la experiencia sea positiva y llevadera.

1. Presenta la jaula a tu perro

No debes encerrar a tu compañero en una jaula si nunca ha estado en una. Podrías confundirlo, asustarlo y hacerle creer que lo estás castigando. Has de ser prudente y paciente en este proceso. Y para ello has de empezar por presentarle el transportín, es el paso previo y fundamental antes de viajar.

Para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje, has de preparar el habitáculo y dejarlo abierto todo el tiempo. Existen jaulas que permiten quitar la puerta, y si no es el caso, siempre puedes atar la puerta sobre otra superficie para que no se pueda cerrar. De esta forma, tu perro se sentirá seguro para acceder al mismo. 

2. Atrae su atención hacia el transportín de viaje

Cuando hayas abierto o retirado la puerta, coloca en su interior algunos de sus juguetes. A lo largo del día, te aconsejo que dejes algo de comida dentro. Así, si tu perrete decide entrar, se topará con sus premios y su alimento favorito. De esta manera, esa jaula de viaje se convertirá en una zona agradable y deseable.

Cuando veas que tu perro se aproxima o entra directamente, acaríciale y juega con él, también es buena idea darle una recompensa de comida, para afianzar el momento. No te recomiendo que cierres la puerta del transportín, es demasiado pronto para este paso.

Para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje, es importante que en este punto el habitáculo esté accesible, con la puerta siempre abierta y con una mantita en su interior. Así tu compañero podrá entrar a descansar si le apetece y salir sin problemas.

El mero hecho de tener el transportín a su vista en casa, hará que lo acepte y lo integre en su “normalidad”. Ten paciencia si tu can tiene miedo a estos espacios, y nunca le obligues a entrar, esto incrementará su temor. Respeta sus tiempos, por encima de todo.

3. Qué puedes hacer si tu perro no quiere entrar

Si tu perro se resiste a entrar en el transportín, prueba a darle de comer algún premio o ponerle su bol de comida delante de la misma. Conforme se vaya sintiendo cómodo, podrás colocar el plato en el interior del transportín: primero cerca de la puerta, luego al medio y después al fondo. Hazlo de forma gradual, nunca de golpe. 

Si has quitado la parte superior de la jaula, puedes volver a ponerla cuando tu perrete entre por su cuenta y se sienta agusto dentro. Cuando tu mascota no esté en el transportín, pon de nuevo la parte superior y repite el procedimiento anterior( colocar comida y juguetes dentro) por un tiempo adicional.

Este proceso puede llevarte varios días con perros nerviosos, la mayoría suelen acostumbrarse al transportín con relativa rapidez. Te pido que seas paciente y respetes las necesidades de tu compañero. Clic para tuitear

4. Cómo has de cerrar la puerta

Un paso importante para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje, es gestionar el momento de cerrar el habitáculo. Una vez tu can se encuentre bien en su interior, ya puedes comenzar a manipular la puerta.

Puedes empezar a mover la puerta de la jaula, pero sin cerrarla. Si se queda adentro, lanza un poco de comida al interior.

Con el paso del tiempo, tu perrete se sentirá más cómodo mientras manipules la puerta. Cuando llegue ese momento, aprovecha para cerrarla( sin fijarla) y abrirla enseguida. Cada vez que hagas esto, vuelve a darle una recompensa de comida dentro de la jaula si tu perro está dentro, si saliera, ignora la conducta. 

Tras esto, te aconsejo que cierres la puerta por un instante. Una vez tu perro esté tranquilo y cómodo con la situación, repite el procedimiento pero espera un segundo antes de abrir la puerta. En diferentes sesiones y de forma gradual, amplía el tiempo un segundo a la vez hasta que tu amigo peludo aguante unos 10 segundos con la puerta cerrada.

5. Aumenta el tiempo de permanencia en la jaula

Llegado a este punto, para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje, es importante que aumentes el tiempo de estancia en el interior, pero NUNCA LO DEJES ENCERRADO SI TE VAS.

Recuerda que no has de encerrar a tu perro por mucho tiempo, ya que entonces tu mascota asociará esta actividad como un castigo y esto sería contraproducente. Es útil que añadas toallas y mantas como si fuese su caseta o refugio, así lo aceptará con rapidez. 

Consejos extra para acostumbrar a tu perro al transportín de viaje

Este espacio no es para encerrar a tu mascota, no me cansaré de decirlo. Has de poner en práctica este ejercicio hasta que consigas que tu perro se quede dentro unos minutos. Poco a poco irás aumentando con facilidad la permanencia ya que ya se sentirá cómodo dentro.

Descubre a continuación el tiempo máximo que puede pasar un perro en un jaula:

  • De nueve a 10 semanas: 30 a 40 minutos.
  • De 11 a 15 semanas: una a dos horas y media.
  • De 16 a 17 semanas: tres horas y media.
  • A partir de 18 semanas : tres y media a cuatro horas.

Un perro no debería permanecer dentro de un transportín de viaje más de cinco horas y por supuesto, en contadas ocasiones. Cuando el can viaje en avión, es posible que este tiempo sea mayor, pero debería ser algo muy excepcional.

  1. No OBLIGUES a tu perro a entrar en el transportín, si lo haces, generarás aversión hacia este espacio. 
  2. No DEJES a tu perro en el interior de la jaula con el collar puesto. La única excepción es si tienes que embarcarlo en un avión u otro medio de transporte. Aquí tendrás que ponerle un collar con placa identificativa y un dispositivo de liberación de emergencia.
  3. No DEJES objetos pequeños en el transportín, ya que tu perro podría ahogarse. Solo te aconsejo juguetes grandes y que se destruyen con facilidad, como los Kong. 
  4. NUNCA ENJAULES A TU PERRO si tiene menos de 9 semanas, si está con diarrea, si sufre vómitos, si has de dejarlo más tiempo del máximo recomendado, si no ha hecho caca ni pis, si no se ha ejercitado o relacionado lo suficiente, y si hace mucho frío o calor.

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Mira esto también

limpiar-orejas-a-un-perro

Cómo limpiar las orejas a tu perro

Los cuidados de tu compañero de vida son diversos y variados. Si hace un tiempo …

otitis-en-perros

Otitis en perros, una enfermedad típica del verano

Ha llegado el momento de escribir sobre la otitis en perros. Una de las enfermedades …

celo-en-perras

Celo en perras: síntomas, duración y frecuencia

Si hace un tiempo publiqué un post sobre el celo en perros, hoy es momento …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.