Home / Gatos / Celo en gatas: descubre todo lo necesario y cómo afrontarlo

Celo en gatas: descubre todo lo necesario y cómo afrontarlo

¿Tienes dudas sobre el celo en gatas? Bienvenida al club, personalmente ha sido un tema muy confuso desde que empezó mi love story con los felinos.

Hoy voy a contarte cómo reconocer si tu gata está en celo, así la entenderás mejor y sobre todo, podrás cuidarla como merece. No sé cuántas veces he hecho hincapié en la importancia de comprender a tu felino y adaptarte a sus necesidades. Si vas a adoptar un gato, más te vale ser una buena tutora y para ello, es básico que aprendas todo lo posible sobre esta etapa vital.

Es fundamental que conozcas a tu compañera de vida lo mejor posible para darle las atenciones que requiere y es importante que sepas que no es lo mismo el celo en gatas que en gatos.

Vas a descubrir las principales diferencias según sexo, los síntomas y cómo cuidar a la gata que te alegra la vida a diario.

Cuándo se produce el celo en gatas

Para empezar has de saber que los periodos de celo tienen lugar en determinadas épocas del año, y son momentos en los que la gata muestra predisposición a ser fecundada por el macho para procrear.

Ese encuentro sexual solo será permitido cuando ellas estén en celo, no es un hecho que pueda darse durante todo el año.

El primer celo en gatas es entre los 6 y los 9 meses y suele acabar alrededor de los 12 años. Sin embargo, si tu gata es de raza pequeña podría comenzar su celo de manera más precoz. Esto se debe a que su desarrollo es mucho más rápido en general. Hay razas grandes o gigantes cuyo celo puede retrasarse hasta los 15 meses.

Las gatas son poliéstricas estacionales, pueden experimentar varios celos durante su período reproductivo ya que se ven influenciados por la cantidad de luz diaria. De hecho, los meses de más calor y cuando anochece más tarde, son los más propensos para que aparezca el celo.

Debes mentalizarte de que el celo en gatas se prolonga durante meses y puede continuar todo el año en gatas que viven en interiores y se ven afectadas por la luz artificial y también en aquellas que viven en climas tropicales con más de 12 horas de luz natural. Esto no quiere decir que la gata esté siempre con síntomas de celo, sino que durante estos meses, la posibilidad de entrar en celo está ahí.

Frecuencia del celo en gatas

La realidad es que no existe una norma a seguir para saber cada cuánto aparece el celo en gatas, porque influyen una serie de factores en el mismo.

  • La raza de la gata es un importante condicionante como he comentado antes, pero también afecta la genética y el peso.
  • En las épocas de más calor del año, los celos son más habituales, ya que interfieren aspectos como el clima y/o la luz natural.
  • Si la gata está en contacto con otras que estén en celo, pueden acabar por experimentarlo, ya que desprenden unas feromonas que provocan el celo y si hay machos cerca, también puede influir.

Fases del celo en gatas

Para seguir conociendo esta etapa vital de tu compañera de vida es imprescindible que conozcas las distintas etapas del celo en gatas, ya que a diferencia de los gatos, es más preciso y es cuando la gata se prepara para ser fecundada.

  1. Proestro. En este momento, la gata suele estar más cariñosa de lo normal, comienza a vocalizar y a experimentar los primeros signos del celo, aunque realmente no lo está pasando aún.
  2. Estro o celo. Durante esta etapa de duración variable, que suele durar entre 5 u 8 días, la gata está receptiva para la cópula. Es ahora cuando tu gata puede quedarse embarazada, así que es recomendable extremar precauciones. En este sentido, te recomiendo que instales protecciones en balcones y ventanas para evitar las huidas de casa por el celo.
  3. Diestro o metaestro. Es la fase entre un estro o celo y otro. Si está embarazada, comienza su estado de gestación. Si no es así, pasarán unos días hasta que llegue a la siguiente fase, el anestro, pero también puede ocurrir que sufra un embarazo psicológico. Por cierto, si se queda embarazada, mucho ojo con el destete de los gatos, sé paciente y responsable al respecto.
  4. Anestro. Esto es el periodo de inactividad sexual, que puede durar entre 50 y 95 días aproximadamente.

Duración del celo en gatas

El celo puede durar alrededor de una semana y aparecer cada 10 o 15 días de forma aproximada. Como he comentando antes, la gata presenta varios celos durante su periodo reproductivo. De la misma manera, no hay una única respuesta a cuánto dura el celo. Puede tener síntomas durante días o semanas de manera continuada, aunque “lo más normal” suele ser un celo de unos 7 días que se repite cada 10. 

Si un macho accede a la gata y se produce la copulación, al finalizar el gato retira el pene cubierto de espículas, esto produce dolor en la hembra y desencadena la ovulación. Esto recibe el nombre de ovulación inducida. Si no hubiera fecundación, el celo sigue su curso.

Síntomas de una gata en celo

Aún más importante que conocer las fases del celo en gatas, o en la duración, has de tener claros los síntomas, y ya te adelanto que son inconfundibles, aunque debes tener en cuenta que no se aprecian en todas las hembras.

He aquí las señales más comunes que padecen las gatas en celo:

  • Se muestran más nerviosas e inquietas.
  • Reclaman atención en todo momento.
  • Están más cariñosas, algunas incluso, están algo agresivas.
  • Emiten un maullido estridente, agudo y continuo, de mayor intensidad por las noches.
  • Maúllan hacia las ventanas o puertas e intentará salir a la calle. Y es probable, que los gatos del vecindario le contesten, con el consecuente riesgo de incidentes entre ellos por querer acercarse a ella. Si sale a la calle, es muy posible que vuelva embarazada.
  • Las feromonas que producen las gatas en celo pueden influir en el celo de otras gatas. 
  • Se frotan contra el cuerpo de su humana o contra objetos.
  • Levantan la cola y muestran los genitales.
  • Tienen más apetito al comienzo del celo y disminuye al final. 
  • Orinan más a menudo y pueden marcar con orina. Te recomiendo que leas este post sobre el territorio felino.

¿Se puede esterilizar a una gata en celo?

No es para nada recomendable optar por la esterilización en esta etapa, aunque esto dependerá del criterio de tu veterinario de confianza.

Hay profesionales que prefieren esterilizar antes del primer celo para evitar los síntomas de este periodo, así como ciertas conductas asociadas. Así, es posible atajar ciertos comportamientos como el marcaje o la agresividad. Sin embargo, si la gata es esterilizada siendo más mayor, este tipo de conductas son más complicadas de evitar.

Te aconsejo que leas este post sobre a qué edad es aconsejable esterilizar a un gato, para que te hagas una idea más completa del tema.

Consejos para calmar a una gata en celo

La mejor manera de aliviar los síntomas del celo en tu compi felina es mediante la esterilización o castración, pero eso sí, si no es momento de realizar esta cirugía, aquí te dejo algunos tips para tranquilizarla:

  • Evita en lo posible que entre en contacto con gatos para que no quiera captar su atención.
  • Céntrate en ella, dale cariño, haz que se sienta atendida.
  • Juega aún más con ella para que esté entretenida. Así “olvidará” por momentos que está en celo y se cansará. Inventa actividades que impliquen actividad física. 
  • Calma su ansia de estímulos con caricias, mimos e incluso puedes cepillarle el pelo si le gusta.
  • Cierra las ventanas y los balcones de casa( a no ser que tengas toda la vivienda protegida con redes). Esto se hace para evitar que se escape o bien que entren machos para la cópula. Ten cuidado en este punto porque podría volver preñada.
  • No te dejes convencer. Las gatas en celo son muy persuasivas y no pararán hasta que le dejes salir.

Aparte de estos consejos y cuando te lo puedas permitir, habla con tu veterinario para valorar el mejor momento y el método más adecuado para esterilizar a tu gata. No es aconsejable que le administres anticonceptivos orales ni inyectados, existen estudios que han demostrado que incrementan la probabilidad de que la gata desarrolle mastitis o padezca un cáncer. 

Mucho ojo con el MITO de dejar que tenga al menos una camada para evitar enfermedades. Ya te garantizo que cualquier riesgo derivado de un útero inactivo se descarta con la esterilización. 

Y por último, si tu gata vuelve embarazada, sé responsable y hazte cargo de la situación. Espera al destete y busca buenas familias para los bebés. NUNCA LOS ABANDONES. 

Como siempre digo, para cualquier duda sobre el celo en gatas, sus síntomas o cualquier otro tema de salud felina, por favor, acude a tu veterinario de confianza.

Si has llegado hasta aquí te dejo varios artículos que te serán de mucha utilidad:

¿Me echas una pata y difundes en Facebook, Twitter e Instagram?

Mira esto también

¿Por qué mi gato vomita? Descubre las principales razones

¿Te preguntas por qué tu gato vomita? Hoy en día, una de las consultas más …

cuanto-duerme-un-gato

Cuánto duerme un gato: descubre el por qué de sus hábitos de sueño

Si convives con un compañero ronroneante, seguro que sabes que se pasa un montón de …

dia-internacional-del-gato

Día Internacional del Gato: tres fechas dedicadas a estos maravillosos seres

Hoy es el Día Internacional del Gato, una de las tres fechas importantes dedicadas a …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.