Home / Perros / Adoptar un perro como animal de compañía: beneficios, qué tener en cuenta y requisitos

Adoptar un perro como animal de compañía: beneficios, qué tener en cuenta y requisitos

Todo el mundo sabe que compartir la vida con animales es realmente maravilloso.  Principalmente, se habla de su función como compañero de viaje o de vida. Sin embargo, vivir con una mascota, sea cual sea el animal elegido trae consigo ciertas responsabilidades que nadie debería vulnerar.

Abogamos por una tenencia responsable de animales, porque su bienestar y calidad de vida es lo primero. De ahí que hayamos creado este post con todos los aspectos a tener en cuenta para adoptar un perro y, además, hacerlo bien.

¿Por qué adoptar una mascota?

El abandono de mascotas en España aumentó enormemente tras el primer confinamiento. Según datos de la Real Sociedad Canina de España, el abandono se incrementó en un 25% respecto al año anterior, siendo los perros los que salieron peor parados. Es por esto que la adopción de animales es fundamental la mejor vía para salvar vidas. Además, adoptar tiene otros beneficios para aquellos que desean contar con la compañía de un perro en casa.

En primer lugar, adoptar es un acto de empatía y respeto por la vida. La única manera de atajar la problemática del abandono de animales que en este país es alarmante, es adoptando un compañero doméstico. La compra no debería ser nunca una opción, porque de esta forma estás perpetuando el negocio de la cría de animales como si fueran unos objetos.

En segundo lugar, los perros que se dan en adopción se entregan vacunados y desparasitados, y gracias a la enorme labor de cuidadores y voluntarios en centros de acogida y perreras, se entregan a las familias idóneas, pasando por una evaluación y seguimiento previo antes del ansiado momento. Además, si adoptas un perro en estos refugios, podrás tener asesoramiento de primera sobre las necesidades y cuidados concretos de tu futuro perro.

Beneficios de los animales de compañía para los niños

En un mundo lleno de pantallas, dar un paseo al perro puede ser la excusa perfecta para pasar tiempo de calidad en familia y de paso, aumentar la actividad física. Los perros con mucha energía también pueden hacer que los niños se ejerciten aún más al requerir más tiempo de esparcimiento y juegos.

Convivir con una mascota, sobre todo aquellas que requieren un nivel de atención y cuidado más alto, como son los perros, hará que los niños se eduquen y aprendan el sentido de la responsabilidad, además de la generación de empatía por toda forma de vida.

Por otra parte, al estar expuestos al pelaje de los perros desde edades tempranas, los niños pueden ser menos propensos a desarrollar alergias cuando conviven con un perrete.

Otra de las ventajas adicionales es el sentimiento de compañía que generan en los niños y su importancia para eliminar la ansiedad por separación. Esto cobra especial relevancia cuando la familia tiene que recurrir a un canguro para el cuidado de sus hijos, ya que al tener a alguien conocido en casa con ellos, hará que los niños estén más tranquilos, aunque los padres no estén en casa.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de adoptar

Adoptar con responsabilidad implica estar seguro de poder brindar un cuidado de calidad a tu animal de compañía. Por ello, es necesario minimizar los posibles problemas de adaptación que pueden surgir con la llegada de una nueva mascota y evitar, de esta forma, los abandonos o las “devoluciones” de estos animales.

En primer lugar, cualquier interesado en compartir su vida con un perro, gato o cualquier otro animal, debe asegurarse de que su situación económica le permite adoptar y cuidar al peque de la mejor manera posible. Si adoptas una mascota has de ser consciente que esta decisión conlleva unos gastos: alimentación, veterinario, urgencias médicas, seguros, higiene…

El estilo de vida también es importante. Los perros requieren tiempo y dedicación, por lo que, si viajas mucho o tienes un horario ajetreado que no te permite sacar tiempo para, por ejemplo, pasear al perro todo lo que se debería, tal vez deberías reconsiderar la decisión de adoptar.

Si ya convives con otras mascotas en la vivienda, esto puede dificultar el periodo de adaptación por lo que tendrás que tomar precauciones extra para asegurarte de que, tanto la mascota anterior, como la nueva, se familiaricen y puedan convivir.

La elección de la mascota es una de las partes más importantes del proceso pues la variedad de perros en espera para ser adoptados es muy amplia. Es fundamental que encaje con tu unidad familiar y entorno. Te recomiendo que cuando vayas al refugio de tu zona, dediques todo el tiempo necesario para conocer a tu alma de gemela, o quizá te escoja a ti.

Tipo de familia

Si la unidad familiar está formada por bebés o niños en edades tempranas, hay que tener especial cuidado a la hora de elegir razas de perros que requieran un entrenamiento especial o que no controlan su fuerza. Es primordial asegurar el bienestar de los niños pequeños en el hogar. No estaría bien tomar una decisión a la ligera, y que luego este perro vuelva a un chenil o jaula.

Por otra parte, es necesario que te asegures de que ninguno de los miembros de la unidad familiar tiene graves alergias hacia los animales y, por ende, que pueden convivir con una mascota sin problemas.

Vivienda

El tamaño y las características de las viviendas juegan un papel en el proceso de selección. Si vives en un apartamento o casa pequeña, es más conveniente elegir perros pequeños, con menores niveles de energía o de mayor edad.

Por el contrario, un hogar con amplios espacios para el juego como, por ejemplo, un jardín, es idóneo para perros jóvenes, con mucha energía o de gran tamaño.

Clima

Merece la pena tener en cuenta el clima de la zona en la que va a vivir el perro la mayor parte de su tiempo. Hay razas y perros que aguantan mejor el frío, como el Husky Siberiano o el ChowChow, y, en cambio, hay perros que aguantan mejor el calor, como el Dálmata. Tener esto en mente a la hora de adoptar, podrá hacer que la vida de tu mascota sea mejor.

Trámites de la adopción

Hoy en día hay numerosos refugios, asociaciones sin ánimo de lucro, protectoras de animales o perreras en las que poder adoptar un perro como animal de compañía. Además, muchas de ellas tienen sitios web en los que hablan de los perros que tienen en sus instalaciones, lo que puede facilitar el proceso de elección, tanto del lugar idóneo para adoptar, como del perro en sí.

Una vez se haya decidido la adopción, existen una serie de trámites a realizar para que esta sea efectiva.

En primer lugar, es necesario ser mayor de edad para poder adoptar, por lo que el centro corroborará la identidad a través del DNI.

Además, el centro pedirá otros documentos como un comprobante de vivienda, que demuestre que tienes un hogar en el que poder cuidar del perro. Generalmente, el interesado también tendrá que rellenar una solicitud de adopción y/o un cuestionario con el que puedan validar que estás capacitado para la adopción.

Es probable que, además, el refugio, o protectora realice una visita al domicilio en el que vivirá el perro adoptado para comprobar su adecuación y decidir si, finalmente, aprueban la adopción.

Por último, el interesado tendrá que firmar un contrato de adopción que la hará efectiva. Este contrato sirve para plasmar legalmente la responsabilidad del interesado sobre el cuidado del perro y el compromiso de no abandonarlo.

En caso de querer adoptar a un Perro Potencialmente Peligroso (PPP), tendrás que poseer una licencia, la licencia PPP, y, además, contratar un seguro de responsabilidad.

Esto es a grandes rasgos lo que necesitas para saber si adoptar un perro es la opción indicada para tu familia. Sin embargo, cada perro es diferente, sus personalidades y sus historias son diferentes por lo que te pedimos que la adopción se realice con consciencia y responsabilidad.

Este es un artículo publicado en colaboración con Babysits ES.

Mira esto también

limpiar-orejas-a-un-perro

Cómo limpiar las orejas a tu perro

Los cuidados de tu compañero de vida son diversos y variados. Si hace un tiempo …

otitis-en-perros

Otitis en perros, una enfermedad típica del verano

Ha llegado el momento de escribir sobre la otitis en perros. Una de las enfermedades …

celo-en-perras

Celo en perras: síntomas, duración y frecuencia

Si hace un tiempo publiqué un post sobre el celo en perros, hoy es momento …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.